A diferencia de muchas partes del mundo, donde todavía hay confinamientos y un elevado número de casos, el virus está en gran medida controlado en China, donde surgió por primera vez en diciembre del año pasado.

En la ciudad portuaria de Qingdao, de 9,4 millones de habitantes, situada en el noreste de China, se confirmaron seis casos de covid-19 el domingo lo que llevó a las autoridades a anunciar los primeros test masivos en meses.

Se harán test en cinco distritos "dentro de tres días" y en la ciudad entera "dentro de cinco días", dijo un comunicado de la comisión municipal de salud de Qingdao, aunque no dio una cifra precisa sobre cuántas personas pasarán los test.

China tiene gran capacidad para hacer pruebas rápidas y, hasta el mediodía del lunes la comisión de salud dijo que más de 277.000 personas ya habían sido examinadas en Qingdao, con nueve resultados positivos.

En junio, grandes áreas de la capital, Pekín, fueron sometidas a test masivos después de que la ciudad de más de 20 millones de personas detectara casos vinculados a un mercado de alimentos.

La semana pasada cientos de millones de chinos viajaron por todo el país para las vacaciones de la "Semana Dorada". La economía del país vuelve a crecer, gracias a los test rápidos y a los confinamientos que han logrado contener la segunda ola del virus.

  - Preocupación en Reino Unido, Francia y España -

En otras partes del mundo el panorama es muy diferente.

En el Reino Unido, el primer ministro, Boris Johnson, dará a conocer el lunes un sistema de tres niveles y se espera que la ciudad Liverpool sea la única ciudad ubicada en la máxima categoría.

Al igual que gobiernos de toda Europa, el gabinete conservador de Johnson busca rebajar el número de contagios pero al mismo tiempo mantener la actividad económica.

El nuevo sistema de alerta, con zonas de riesgo "medio", "alto" o "muy alto", es un intento de aportar transparencia y uniformidad a las restricciones. "Esta es una coyuntura crítica y es absolutamente vital que todos sigan los claros consejos que nos hemos propuesto para ayudar a contener el virus", dijo un portavoz de Downing Street.

El número de muertos por coronavirus en Reino Unido es de más de 42.000, el peor de Europa. A nivel mundial, más de 37 millones de personas han sido infectadas y al menos 1,07 millones han muerto.

En Francia, las autoridades podrían imponer nuevos confinamientos para evitar la saturación de los servicios sanitarios.

"Si en las próximas dos semanas vemos que los indicadores de la epidemia empeoran, si las camas de cuidados intensivos se llenan más de lo que esperamos, tomaremos medidas adicionales", advirtió el lunes el primer ministro Jean Castex en la radio France Info.

En España, dos regiones del norte, Cataluña y Navarra, anunciaron el domingo nuevas medidas para atajar los contagios, mientras  Madrid, la capital, es una de las ciudades europeas con mayor incidencia del covid-19.

Por su parte América Latina, la región más afectada del mundo por la pandemia, superó el sábado los 10 millones de casos de coronavirus y Brasil rebasó las 150.000 muertes.

  - Trump asegura ser "inmune" -

En Estados Unidos --el país más afectado del mundo con 7,7 millones de infecciones y 214.000 muertes-- el presidente Donald Trump dijo el domingo que ya es "inmune" al covid-19, en un esfuerzo por demostrar su fortaleza para luchar contra su oponente demócrata, Joe Biden, en la recta final hacia las elecciones del 3 de noviembre.

"Parece que soy inmune, no sé, tal vez durante mucho tiempo, tal vez poco tiempo, tal vez de por vida. Nadie lo sabe realmente, pero soy inmune", dijo en una entrevista telefónica con la cadena Fox News.

Pese a las afirmaciones de Trump, la cuestión de la inmunidad al covid-19 aún no está clara.

Por otra parte, según un estudio de la Agencia Nacional de Ciencias de Australia, el coronavirus que causa el covid-19 puede sobrevivir en superficies como billetes bancarios o teléfonos hasta 28 días con temperaturas bajas y en la oscuridad

Investigadores del centro para la prevención de enfermedades CSIRO comprobaron la longevidad del SARS-CoV-2 en la oscuridad en tres tipos de temperaturas. Los índices de supervivencia disminuyen cuando las temperaturas son más altas, anunció la agencia el lunes.