En el trimestre de julio a setiembre de 2015, la diferencia entre los puestos de trabajo perdidos y los ganados fue positivo en 7.733, es decir, que ahora hay 7.733 personas más incorporadas al mercado de trabajo.

El de la industria manufacturera fue el sector que mostró más dinamismo, pues generó 45.800 nuevos empleos, seguido por la agricultura con 11.000 y la construcción con un poco más de 5.000, señaló el INEC.

El comercio fue el sector de la economía en el que hubo "más destrucción de puestos de trabajo", un total de 34.000 en el trimestre evaluado.

El subempleo, por otra parte, se redujo también de 13,3% a 11,7%, una baja de 1,6 puntos porcentuales entre 2014 y 2015. Esta reducción fue mayor en el caso de las mujeres, con poco más de dos puntos porcentuales (de 18% a 15,9%).

El Ministro de Trabajo, Víctor Morales, dijo que los datos reflejan el esfuerzo que el gobierno ha desarrollado en conjunto con el sector empresarial para lograr una reducción sostenida del desempleo.

“Los programas de reactivación económica, como IMPULSO; y las políticas del Gobierno para favorecer a la población vulnerable, como Puente al Desarrollo, Mi Primer Empleo, entre otras; tienen como fin último que las personas puedan obtener empleos de calidad, que les permitan mejorar sus condiciones de vida, salir de la pobreza, y construir una sociedad con menos desigualdad”, agregó Morales.