El presidente Carlos Alvarado y las autoridades de salud anunciaron que el país firmó con Astra-Zeneca, que desarrolla una vacuna en asocio con la Universidad de Oxford, para el suministro de 1 millón de dosis en el momento en que el producto se encuentre disponible.

Con tal cantidad se podrá vacunar a 500.000 personas, ya que la inmunización se alcanza con dos dosis.

También existe un acuerdo previo con la empresa Pfizer para el suministro de 3 millones de dosis que servirían para vacunar a 1,5 millones de personas.

Finalmente, la adhesión de Costa Rica al mecanismo COVAX-Facility le garantiza el acceso a otro millón de vacunas.

El ministro de Salud, Daniel Salas, explicó que las vacunas estarían listas para su aplicación en el primer trimestre del año próximo, si los estudios clínicos ya avanzados concluyen satisfactoriamente, como se espera.

Las compras se harían con recursos un fondo especial de emergencia, que fue creado hace varios meses, al amparo de las disposiciones de la Ley de Emergencias.

“Este importante avance en la tarea de prepararnos para vacunar a la población cuando las vacunas estén disponibles, es resultado del gran trabajo que ha venido desarrollando la Comisión Nacional de Vacunas y refleja nuestro compromiso primordial de proteger la salud y la vid de la ciudadanía frente a la pandemia, utilizando todos los medios a nuestro alcance”, manifestó el presidente Alvarado durante la habitual conferencia de prensa sobre el Covid-19.

Las autoridades de salud explicaron, además, que el país se está preparando logísticamente para la distribución y aplicación de las vacunas, tanto en lo que se refiere a las condiciones físicas de los vacunatorios, como al manejo de los productos que requieren condiciones especiales de temperatura para su conservación.