En su Balance de las Economías de la región, entregado a la prensa hoy miércoles en Santiago, el organismo de las Naciones Unidas prevé un déficit del gobierno costarricense de un 5,0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre del año, lo que supera en 0,6 puntos porcentuales el déficit del 2012.

También la cuenta corriente de la balanza de pagos registrará un déficit del 5,0 por ciento del PIB en comparación con el 5,2 por ciento alcanzado en ese año.

Según la CEPAL, la deuda externa total del sector público se situó en el 52,5 por ciento del PIB en el primer semestre de 2013, cifra que representa un aumento del 7,6 por ciento respecto del mismo período del año anterior y se espera una tasa de desempleo del 8,3 por ciento, lo que supone un alza significativa respecto del 7,8 por ciento del año anterior y del 7,7 por ciento de 2011.

Las exportaciones de bienes y servicios alcanzarán este año los 17.495 millones de dólares, mientras que las importaciones sumarán 19.301 millones de dólares.

El organismo de Naciones Unidas indicó que el menor nivel de dinamismo que tuvo lugar durante 2013 afectó en mayor o menor medida a la totalidad de los sectores económicos.

Las mayores caídas fueron en los sectores de manufacturas, cuyo crecimiento previsto es de un 2,1 por ciento frente al 6,3 por ciento alcanzado en 2012; en la construcción, de un 3,0 por ciento frente al 5,6 por ciento del año pasado; y en transporte, almacenamiento y comunicaciones de un 4,1 por ciento frente a un 5,9 por ciento de 2012, entre otros.