Solís explicó que había reconsiderado su posición de renunciar a la candidatura si Morales no lo hacía, porque quedó satisfecho con la decisión de la Asamblea Nacional, que el domingo retieró el pedido a Morales y acordó expulsarlo de la fracción legislativa, en caso de que resulte electo en los comicios del 2 de febrero.

"Si yo renuncio, eso podría tener un impacto negativo en el numéro de diputados electos (por el PAC), sería un despropósito en  términos de los objetivos que he buscado: adecentar la Asamblea Legislativa", afirmó Solís en una conferencia de prensa.

"En segundo lugar, yo no estoy pidiendo votos, yo estoy electo Si renuncio, el peso relativo de él (Morales) sería mayor y además aumentaría sus posibilidades de resultar electo", explicó Solís.

"Entonces no era inteligent mi renuncia", consideró Ottón Solís, quien dijo sentirse "feliz" por la forma en la que el partido ha reaccionado en relación con el caso de Víctor Hugo Morales.

El ex dirigente coopeativo fue designado al tercer lugar por San José por el candidato presidencial Luis Guillermo Solís, quien luego de ventilarse problemas judiciales que Morales tuvo hace 19 años, le pidió la renuncia.

Morales asegura no estar aferrado a una diputación, pero insiste en que no va a renunciar porque ello implicaría aceptar una culpabilidad que no tiene. "Lo que hago es defender mi honor", ha dicho ante diferentes medios de comunicación.

El candidato presidencial, Luis Guillermo Solís, reiteró el domingo que su posición ha sido firme en pedir la renuncia a Morales, que es lo que -afirma- corresponde a los principios éticos que defiende la agrupación política, pero también reconoció que no es posible obligar a Morales a renunciar, puesto que la legislación no contempla esa posibilidad en este momento del proceso.

En tal caso, parece que el PAC da por cerrado este capítulo y Víctor Morales, en caso de ser electo, será un diputado independiente, según han manifestado los demás candidatos a una curul por esa agrupación política.