El proyecto busca depurar el sistema jurídico de leyes caducas y obsoletas y ordenar una cantidad de leyes que se repiten y por lo tanto son innecesarias.

“17 mil 700 leyes son evidencia clara de que nuestro ordenamiento jurídico ha crecido sin planificación, con duplicidades innecesarias, en forma incontrolada, lo cual dificulta el conocimiento de la ley y su correcta aplicación”, afirmó la diputada Gloria Bajarano autora de la iniciativa.   

La diputada del PUSC había manifestado desde el año pasado preocupación por la cantidad de leyes que era necesario abrogar y derogar, “cientos de leyes que han perdido vigencia, están en desuso o frenan el desarrollo del país con un exceso de trámites y disposiciones obstruccionistas” señaló Bejarano.

La presentación de la iniciativa y la comisión fue acompañada por los diputados Gloria Bejarano, Juan Carlos Mendoza (PAC), el presidente legislativo Víctor Granados (Pase), los representantes del Colegio de Abogados y la Procuraduría General de la República.

Los años y la cantidad de leyes a derogar se hará en tres etapas, de 1824 a 1894, unas 44 leyes, de 1895 a 1947 al menos 52 y de 1948 al 2011 están en la listas unas 100 leyes sin ninguna utilidad, la identificación de estas leyes la realizó la Procuraduría General de la República.

Con anterioridad se ubicaron para depurar, del período de 1824 a 1894, un listado de 527 leyes. De 1895 a 1947, se depuraron 975 leyes. De 1948 al 2011, se depuraron las 1772 leyes.

“Este proyecto delimita con mayor claridad las funciones de las instancias que trabajan en este proyecto, con el fin de que la depuración sea una tarea permanente y que al menos cada dos años se presente un proyecto que nos permita una verdadera actualización de nuestro ordenamiento jurídico”, afirmó la diputada proponente Bejarano.

Algunas de las leyes que se derogarían destacan:

Ley N.° 2, de 8 de diciembre de 1941, “Autoriza al Poder Ejecutivo para que Declare la Guerra al Japón y a Cualquier Otra Potencia No Americana que Cometa Actos de Agresión o Declare la Guerra a una de las Repúblicas Americanas”, publicada en la Colección de Leyes y Decretos, año 1941, semestre 2, tomo 2, página 795.

Motivo de la derogatoria: Una autorización legislativa que respondió a un momento histórico ya superado.

Ley N.° 2, de 25 de mayo de 1918, “Autoriza al Poder Ejecutivo para que Declare la Guerra al Gobierno del Imperio Alemán”, publicada en la Colección de Leyes y Decretos, año 1918, semestre 1, tomo 1, página 340.

Motivo de la derogatoria: Una autorización legislativa que respondió a un momento histórico ya superado.

Ley N.° 6, de 12 de mayo de 1910, “Duelo Nacional por Terremoto de Cartago”, publicada en la Colección de Leyes y Decretos, año 1910, semestre 1, tomo 1, página 219.

Motivo de la derogatoria: Una autorización legislativa que respondió a un momento histórico ya superado.

Ley N.° 1, de 10 de enero de 1918, “Condolencias a Guatemala”, publicada en la Colección de Leyes y Decretos, año 1918, semestre 1, tomo 1, página 14.  La finalidad de la ley se cumplió.

Motivo de la derogatoria: Una autorización legislativa que respondió a un momento histórico ya superado.

Ley N.° 59, de 4 de agosto de 1902, “Se Elimina a la Provincia de Guanacaste de la Ley que Autoriza el Juego de Gallos”, publicada en la Colección de Leyes y Decretos, año 1902, semestre 2, tomo 1, página 103. La ley referida es la número 34, de 11 de julio de 1902, la cual quedó sin efecto por la Ley N.º 22, de 7 de junio de 1906.

Motivo de la derogatoria: Quedó sin efecto por la Ley N.º 22, de 7 de junio de 1906.

Ley N.º 31, de 27 de enero de 1907, “Se Recibe Tierras Baldías en Pago”, publicada en la Colección de Leyes y Decretos, año 1907, semestre 1, tomo 1, página 87-88. Ley de efecto cumplido.

Motivo de la derogatoria: Ley de efecto cumplido.

Ley N.° 800, de 5 de setiembre de 1946, “Reforma a la Ley de Prenda”, publicada en la Colección de Leyes y Decretos, año 1946, semestre 2, tomo 1, página 34. El artículo 1 del Código de Comercio, N.º 3284, de 30 de abril de 1964, señala expresamente que se deroga la “Ley de Prenda”, N.º 5, de 5 de octubre de 1941, norma principal que reforma la Ley N.º 800.

Motivo de la derogatoria: Derogada tácitamente.