El Foro Nacional llamó a todas las comunidades “a lo largo y ancho del país” a manifestarse el próximo 16 de mayo en contra del pago de una indemnización a la empresa brasileña OAS y a favor de la ampliación de la carretera San José – San Ramón con recursos nacionales.

“Exigimos que se declare absolutamente nulo (y no que se rescinda) en contrato de la concesión de la carretera San José-San Ramón. Lo anterior pues el contrato inicial no se anuló a pesar de no haberse ejecutado o iniciado en varios años y la adenda a OAS está plagada de nulidades”, declaró el Foro en un comunicado.

Entre tales nulidades, el grupo señaló hechos como  que a la OAS se le trasladaron permisos ambientales caducos y que quien firmó por la empresa la adenda tenía revocado el nombramiento.,

“Lo anterior abre la posibilidad para que el Estado presente un proceso de lesividad  pues tanto la empresa anterior (Autopistas del Valle) como la actual y la misma administración pública han incurrido en ilegalidades”, agrega la declaración.

“Nuestra posición es de cero tolerancia ante negociacions que no sean sobre la anulación del contrato de concesión con la empresa OAS”, afirma el Frente.

Frente a estos hechos, el Frente exige que se declare nulo el contrato y no se pague un centavo a la empresa. “El dinero que es de todo el pueblo no debe ser regalado”, afirma.

También demanda que se abra una investigación para que los funcionarios responsables de otorgar la concesión sean llamados a rendir cuentas y se establezcan responsabilidades penales, civiles y administrativas.

La tercera demanda es que se elabore un plan para construir la carretera con fondos 100% públicos. “No más concesiones ni privatizaciones de las obras que nuestro Estado no ha querido asumir por las razons que sean, no pensamos continuar escuchando la excusa de que no hay plata”.

La organización propone que las comunidades salgan a la calle el 16 de mayo para hacer las anteriores demandas.

“Tomemos el 16 de mayo como día histórico en el que Costa Rica dijo no a la concesiones, no a la corrupción, no a la negociación, no a la indemnización, y sí a la carretera”.