Kuntz, con 18 años de experiencia en entrega de soluciones de alta tecnología, marketing y desarrollo de negocios con enfoque de Internet de las Cosas es graduado en Ingeniería Mecánica por la Universidad Binghamtom y tiene un posgrado del Instituto Tecnológico de Rochester.

Chris Kuntz dará su primer conferencia en el Centro Nacional de Alta Tecnología (Cenat) en Pavas este jueves, dirigido a un auditorio de líderes de opinión, tomadores de decisiones, ejecutivos de alto nivel de la industria y la academia, jerarcas de instituciones e invitados especiales.

En el acto, participará la Vicepresidenta Ana Helena Chacón, quien lidera el Consejo Presidencial de Innovación y Talento Humano; Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias, y Eduardo Sibaja, director ejecutivo del Cenat.

Tras la conferencia de Chris Kuntz habrá una mesa redonda sobre Las implicaciones de Internet de las Cosas para Costa Rica en la que participarán Arys Carrasquilla, directora de la carrera de Mecatrónica del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), Arturo Vicente del Consejo Nacional de Ciencia, Innovación y Tecnología (Conicit) y Ronald Bolaños, de la Cámara de Industrias.

El viernes, Chris Kuntz dictará una conferencia a los miembros del Colegio de Profesionales en Informática y Computación, CPIC, y estudiantes avanzados de computación, en el Auditorio de la Universidad Fidélitas, en Santa Marta de Montes de Oca.

En esa ocasión lo acompañará también el Ingeniero Ronald Bolaños, quien hablará sobre Internet de las Cosas y su papel en la inclusión social.

De Internet de las cosas nacen una cantidad de hijos que están cambiando al mundo como son las Smart grid o redes de distribución energética inteligentes, las ciudades inteligentes, edificios inteligentes, casas inteligentes y granjas inteligentes.

Según estudios de Cisco y de Erickson para el año 2020 habrá más de 50 mil millones de cosas conectadas a esta red.

En Costa Rica se prevé que la Internet de las cosas (IdC) podría convertir a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y a otras instituciones de servicio público, en organizaciones más eficientes. Con ese fin la Caja integró ya una comisión de IdC para fortalecer los programas de telesalud, teleasistencia y salud móvil.

IdC sacude el interés y la curiosidad

El tema de Internet de las Cosas despierta cada vez más la curiosidad de costarricenses intrigados por conocer como su cepillo de dientes, su ropa y sus zapatos se van a conectar a la red y comunicarse entre sí y con las personas, o cómo es que las cosas tienen la capacidad de actuar o modificar el entorno.

Según expertos, solo “basta imaginar cómo su calzado deportivo es capaz de almacenar en la web el tiempo, la distancia y la velocidad del recorrido y calorías quemadas, y que registre los datos en la web para llevar un control del progreso de tu rutina de ejercicios”.

También Internet de las Cosas abre la posibilidad de que sus hijos puedan interactuar a distancia con niños de otros países a través de un juguete conectado a internet y a través de él, conocer otras culturas y otros idiomas.

Sin embargo, temas como el de Ciudades Inteligentes, Redes eléctricas inteligentes, y transporte inteligente, son las tecnologías que incuban mayor capacidad de desarrollo para el país, para el bienestar de la población y para la protección del ambiente.

Por eso algunos expertos lamentan que estas tecnologías sigan siendo las grandes ausentes en las agendas de desarrollo del país, prueba fehaciente de que la mayoría de nuestros políticos siguen anclados en debates de campanario del siglo pasado, sin percatarse de hacia dónde va el mundo en materia energética, de transporte, de protección al ambiente o de la salud.

Visionarios y futuristas consideran que al crecer cada vez más la conexión de objetos a Internet se construye es un mundo más inteligente.