"Nuestro pensamiento acompaña a las familias y a los amigos de los obreros que ya no están con nosotros", concluyó el locutor oficial, al aludir a los ocho fallecidos en accidentes durante la construcción de los estadios.

A pesar de que a los diez minutos Croacia se puso en ventaja por un gol en contra de Marcelo, Brasil salió a buscarlo y Neymar sacó chapa para marcar los dos goles --el segundo tras un dudoso penal-- de la ventaja parcial. Luego, Oscar dos Santos selló el 3 a 1 a los 90 minutos.

El árbitro japonés, de mal desempeño, sumó otro fallo polémico cuando le anuló el gol del empate a Croacia. "El primer partido es el más difícil y superamos el compromiso", celebró el goleador.

La nueva página en la historia del fútbol mundial comenzará así con el partido entre el país anfitrión, cinco veces campeón mundial, y Croacia, con un marcador de 3 goles por 1.

Por primera vez se usan equipos para que cada gol sea 100 por ciento verídico. El sistema GoalControl-4D está equipado con 14 cámaras de alta velocidad situadas alrededor del terreno de juego, siete apuntando a cada arco, que permitirán determinar si la pelota traspasó totalmente la línea de gol o no.

El árbitro del primer encuentro es policía de profesión y ha dirigido partidos importantes como el Brasil-Holanda y Uruguay-Francia de cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010. Brasil y Croacia sólo se han enfrentado en el terreno en una ocasión, el 13 de junio de hace ocho años en Berlín.

Croacia nunca había inaugurado un Mundial, mientras que Brasil nunca ha perdido su primer partido. La selección croata, en la que juega el centrocampista del Real Madrid, Luka Modric, tuvo que lidiar con el favoritismo hacia los cariocas que ocupan el tercer lugar en el ranking de la FIFA.