Corral recordó "Cuando fue todo el lío de la Conmebol, Scholas suspendió el ingreso de dinero, y era mucho más que esto", en referencia a las donaciones que la fundación recibía del organismo de fútbol sudamericano, que se vio envuelto en el escándalo del Fifagate. "Ahora, frente a esta falta de claridad política, se vuelve a hacer lo mismo", sostuvo.

El fin de semana, la fundación Scholas Ocurrentes comunicó en una carta dirigida al gobierno nacional que se iba a "suspender" la donación de 16.666.000 pesos que anunció el Ejecutivo para evitar "generar confusión y división entre los argentinos".

En declaraciones a radio Continental, el director mundial de la fundación aseguró que "el Papa está agradecido al Presidente por el decreto que se firmó", porque le da "estabilidad" a la sede en el país, y descartó "que exista bronca personal" hacia Macri.

Corral también explicó que Macri decretó "una ley nacional votada por unanimidad en el Congreso", y recordó que esa ley "se la llevó Cristina (Fernández) de regalo al Papa".

En ese marco, Del Corral cuestionó que se haya interpretado la noticia "como que el Gobierno quería comprar al Papa", y aseguró que eso ocurre "solo en Argentina". "Se nota la diferencia cuando salís en avión y vas a Paraguay, a Uruguay, a Haití. Es insólito, en la Argentina todo se lo devora una guerra ficticia. Es muy difícil trabajar así", lamentó Corral.

"El famoso dicho 'nadie es profeta en su propia tierra', el Papa lo está sufriendo. Todo se interpreta para mal, para destruir", agregó Corral, hombre de confianza de Francisco.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que "insulta nuestra inteligencia pensar que por el aporte de dinero podemos comprar al Papa. Es de mínimo subestimarnos o tener una visión un poco retorcida” y consideró que “faltó dialogo en alguna instancia entre ellos para ver si era el mejor camino para financiar la sede local o no”.

Peña precisó que Scholas había solicitado una donación al gobierno argentino y que la cifra de 16.666.000 pesos fue “pedida en una carta formal donde explicaban rubro por rubro para qué querían ese dinero, que era para fortalecer la organización, abrir su sede local y pagar sueldos”. “Después nos enteramos que el papa Francisco no estuvo de acuerdo con que se financiara desde el Estado y que prefería hacerlo con financiamiento privado”, aclaró el funcionario.

Además, el funcionario, en declaraciones a radio La Red, señaló que el gobierno "no ve un conflicto ni mucho menos" con el papa Francisco, y aseguró que el pontífice argentino "pretende lo mejor para la Argentina y los argentinos".

El Papa no acepto ni una moneda

Un despacho internacional señala que el Papa Francisco pidió a los directores de la red de escuelas Scholas Ocurrentes, José María del Corral y Enrique Palmeyro, que devuelvan la donación de 16,6 millones de pesos argentinos, unos 1,07 millones de euros, del Gobierno argentino aprobada en un decreto del presidente, Mauricio Macri, y que fue publicado el pasado 30 de mayo.

Según la información que publicó el sábado anterior el diario La Nación, señala el cable de la Agencia EFE, la reacción del pontífice tras conocer la importante donación fue escribir una carta a los dirigentes de la fundación pontificia, destinada a combatir la exclusión, a través de la educación, el deporte y el arte, para pedirles que restituyan inmediatamente ese monto.

«El Gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo», escribió el papa en su epístola.

El Papa escribió esta carta después de que se celebrara en el Vaticano el VI Congreso Mundial de Scholas. El subsecretario de Culto argentino, Alfredo Abriani, subrayó públicamente ante el Papa que se había hecho realidad un decreto para la implementación de la ley Scholas en Argentina, firmado por Macri, que implementaba Scholas en el ámbito nacional. En ese momento no se conoció la cifra alta cifra donada por el Ejecutivo.