Nicaragua ha alcanzado un crecimiento real del Producto Interno Bruto de 5 por ciento en 2012 y 4,6 por ciento  en 2013, recuperando el nivel de crecimiento previo a la crisis mundial. Indrawaiti destacó que el Banco Mundial podría ayudar en la prestación de servicios sociales y con la agenda competitiva y productiva del país.

“Tras décadas de inestabilidad macroeconómica, guerras y desastres naturales, Nicaragua ha entrado en una fase donde la estabilidad macroeconómica, la paz y un mejor manejo de riesgos son la norma. Hoy en día, sus programas públicos son exitosos en prestar un mejor servicio a los pobres y nosotros seguiremos apoyando estos esfuerzos”, dijo tras su reunión con el presidente Daniel Ortega el jueves.

“Creo que Nicaragua está bien posicionada para enfrentar los retos si incrementa su productividad, competitividad y amplia el acceso a oportunidades para todos sus ciudadanos”.

Indrawati, quien estuvo acompañada por el Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, y el Director de País para América Central, J. Humberto López, visitó una escuela, una Casa Materna y una estación de policía móvil para mujeres en el departamento de León, en la costa del Pacífico. El propósito de las visitas de campo fue  comprender mejor la estrategia nicaragüense en torno al desarrollo humano, que se basa en la participación activa de las comunidades locales para mejorar servicios públicos como la educación, la salud y la protección social. Anunció que el Banco está enfocado en ayudar a expandir las exitosas innovaciones nicaragüenses destinadas a incluir a los pobres rurales.

En el municipio de San Francisco Libre, en las costas del Lago Managua, visitó el “Proyecto de Mejora de la Infraestructura Vial Rural”, que combina la participación de la comunidad y una fuerza de trabajo local, con una técnica de construcción vial económicamente eficiente y de fácil mantenimiento mediante el uso de adoquines.

Como parte de su visita a San Francisco Libre, Indrawati firmó un acuerdo por US$57 millones en financiamiento adicional que permitirá la construcción de más de 100 kilómetros de caminos que beneficiarán a unas 100.000 personas.

Indrawati y el Vicepresidente de Nicaragua, Omar Halleslevens, junto al Ministro de Economía, Iván Acosta, firmaron además un acuerdo para un crédito de US$12 millones que facilitará la entrada de Nicaragua en el Mecanismo de Seguros contra Riesgos Catastróficos del Caribe (CCRIF), que brinda financiamiento inmediato en caso de un evento catastrófico. Nicaragua es vulnerable a terremotos y huracanes, fenómenos que pueden constituirse en un serio revés para el desarrollo.