El presidente y el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, admitieron que no existe ninguna prueba de que los funcionarios hayan incurrido en un acto de corrupción, pero explicaron que el despido es una forma de enviarle un mensaje a la ciudadanía, de que no se tolerará en esta administración ningun acto reñido con la ética .

Entre los despedidos se encuentra el jefe de despacho del Ministerio de la Presidencia, Mariano Salas, y otros son asesores.

Otros miembros del grupo Juventud Patriótica trabajan como asesores en la Asamblea Legislativa.

La frase

El documento que fue filtrado a la prensa es la minuta de una reunión sostenida a finales de junio pasado por miembros del grupo juvenil y en él se apunta la posibilidad de “aprovechar los recursos políticos de Gobierno para beneficio partidario y JP (Juventud Patriótica)”.

Esta frase ha sido destacada por el diputado Ottón Solís como manifestación de una forma de corrupción impropia del PAC, organización que nació en la lucha contra el clientelismo y otras formas de corrupción política.

Esto a pesar de que los integrantes de la JP han insistido en que la minuta fue redactada por un compañero, que no ha sido identificado, que tiene poca experiencia y que malinterpretó el espíritu de lo conversado en la reunión.

“En ningún momento se ha discutido sobre la utilización de recursos personales o materiales del Poder Ejecutivo en beneficio del partido. Lo que se habló fue que debíamos aprovechar la experiencia adquirida por algunos compañeros que trabajan en el gobierno para fortalecer los programas de formación que estamos desarrollando”, afirmó Fabián Solano, miembro del grupo.

“Estamos claros en los valores éticos que tiene el partido y jamás incentivaríamos prácticas políticas que son las que hemos estado combatiendo”, señaló Solano.

Por su parte, la dirigencia de la Juventud del PAC se desmarcó del incidente.

Progresismo versus otonismo

Más allá de la discusión sobre si la famosa frase de la minuta fue un error de su redactor o la revelación de una estrategia ilegítima, la polémica tiene como trasfondo el choque de tendencias dentro del PAC, entre el sector otonista calificado de conservador, y otros grupos que lo adversan.

Ante las explicaciones de Juventud Progresista, el fundador del PAC dijo que son la reacción típica de quienes “son cogidos con las manos en la masa”, ante lo cual Solano instó a Solís a presentar las pruebas que tiene de actuaciones irregulares por parte de JP.

Solano no ocultó que la tendencia a la que pertenece dentro del PAC adversa abiertamente al grupo de Solís y a sus tesis, que calificó de conservadoras, mientras que el diputado se refirió a los “progresistas” en términos despectivos, afirmando que se trata de “un grupito de izquierda”.

“Yo diría que esos jóvenes están bastante enfermitos éticamente”, señaló.