La ocupación de unidades de cuidados intensivos crece todos los días a un ritmo peligroso.

El ministerio de Salud informó que otras dos personas, de 81 y 46 años, fallecieron esta tarde en hospitales de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

El primero fue descrito como un hombre de 81 años, costarricense, vecino de San José, quien se hallaba hospitalizado en el CEACO desde el 4 de julio. El paciente era fumador y padecía de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, condiciones consideras como de alto riesgo en asocio con el Covid-19.

El segundo deceso corresponde al de una mujer extranjera de 46 años, residente también en San José, quien se hallaba internada en el Hospital San Juan de Dios desde el 12 de julio. Esta paciente sufría un cáncer de pulmón.

A la fecha han muerto en Costa Rica por causa del coronavirus 13 mujeres y 21 hombres con edades en un rango entre 26 y 92 años, de acuerdo con los datos oficiales.

Desde el 6 de marzo que se detectaron los primeros dos casos de Covid-19, el número de decesos creció lentamente hasta el 15 de mayo, fecha en que se contabilizaron nueve. Durante tres semanas no se contabilizaron nuevas víctimas.

Los días 8 y 10 de junio se contabilizaron dos nuevos casos y la cuenta se detuvo hasta el día 27.

Es a partir de julio, con un aumento “explosivo” de los contagios, que empezaron a producirse entre 1 y 3 muertes diarias.

Este fenómeno ha ido de la mano del aumento en el número de hospitalizados, que este lunes llegaron a 161, de los cuales 30 ocupan una unidad de cuidados intensivos.

Las autoridades han expresado preocupación de que estas cifras sigan expandiéndose hasta hacer colapsar la capacidad del sistema hospitalario, momento en el cual muchos pacientes con posibilidades de sobrevivir morirían por falta de asistencia médica.