Seguidores del expresidente Evo Morales efectuaron bloqueos en importantes carreteras para exigir la convocatoria a elecciones, pospuestas desde mayo.

"Los bloqueos han reducido, desde que se sacó la ley para realizar las elecciones en octubre", señaló el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, quien acotó que "hay menos gente en los bloqueos (en las regiones) de Beni (noreste) y Pando (norte), ya casi no hay bloqueos en Santa Cruz (este)".

El Senado aprobó el miércoles en la noche la ley que fija el 18 de octubre como plazo máximo para los comicios presidenciales y legislativos, que han sido postergados tres veces debido a la pandemia del coronavirus. 

El proyecto fue ratificado este jueves por la Cámara de Diputados, por lo que ahora debe ser enviado al gobierno para su promulgación.

La ley recoge una de las principales preocupaciones de los movimientos sociales afines a Morales: no más prórrogas de los comicios, fijados originalmente para el 3 de mayo.

Esos grupos consideran que las postergaciones sólo perjudican al candidato presidencial izquierdista Luis Arce, el delfín del expresidente Evo Morales (2006-2019), quien encabeza los sondeos de voto por encima del exmandatario de centro Carlos Mesa y de la presidenta derechista interina Jeanine Áñez.

Para defender su causa, vecinos, campesinos e indígenas afines a Morales, comenzaron el lunes de la semana un corte de rutas en todo el país.

El viceministro Issa dijo que si bien los bloqueos comienzan a bajar de intensidad en algunas regiones, "se mantienen" en los departamentos andinos de Oruro (oeste) y La Paz.

En la ciudad de El Alto, vecina a La Paz y bastión electoral de Morales, los vecinos mantenían este jueves los cortes de calles y avenidas. Además, agregaron una nueva demanda: la renuncia de Áñez.

Los bloqueos han afectado el transporte de oxígeno para los hospitales en medio de la pandemia, mientras en La Paz, sede de los poderes ejecutivo y legislativo, comenzó a sufrir especulaciones en los precios de alimentos.

Los responsables de hospitales claman para que los bloqueadores permitan el transporte de oxigeno medicinal, luego de que el gobierno asegurara que en la semana pasada fallecieron más de 30 personas por la falta de este insumo.

El coronavirus infectó a más de 95.000 personas y dejó 3.827 fallecidos en Bolivia, con una población de 11 millones.

Las elecciones generales de este año reemplazan a los cuestionados comicios de octubre de 2019, que derivaron en protestas que condujeron a la renuncia de Morales tras casi 14 años en el poder.