El beneficio se otorgará independientemente de si el deceso tuvo lugar en el hospital o en el hogar del paciente, precisó el funcionario durante la habitual conferencia de prensa.

La decisión de otorgar este apoyo se tomó porque “enfrentar juntos y juntas la lucha contra la pandemia conlleva también estar al lado de las familias con mayor necesidad cuando pierden a una persona de su grupo familias”, señaló Bermúdez.

El ministro dijo que los costos asociados a un funeral son “inviables” para muchas familias en pobreza y, por ello, el Estado debe ser solidario para aliviar ese peso adicional al duelo de las personas.

Bermúdez explicó que la ayuda incluirá los honorarios médicos por la confección del acta de defunción, cuando ésta ocurra fuera de una institución hospitalaria.

Las personas que enfrenten esta situación deberán comunicarla de manera inmediata a la línea telefónica 1322 o a la 911, desde donde se articulará la coordinación con el IMAS y otras instituciones sociales de forma inmediata. La institución hará el giro a la empresa funeraria.

Para reclamar este apoyo, el solicitante debe enviar una copia de su documento de identidad y de la persona fallecida; el acta de defunción que indica que la causa de la muerte es por SARS-CoV/2 – Covid-19 – o un factor asociado a éste; factura proforma de la funeraria con detalle de costos; número de personería jurídica de la funeraria; completar una boleta de pago a proveedores o terceros que le entrega el IMAS, donde el solicitante autoriza a que el beneficio se gire a nombre de la empresa funeraria, en la cuenta bancaria indicada por dicha empresa.

Finalmente, debe completar una declaración jurada de ingresos o de identidad, cuando corresponda.