La economía costarricense mostró una mejoría en el primer semestre de 2011 en relación con el mismo periodo anterior, que se reflejó en un aumento de la producción de un 4,23%, reveló este jueves un estudio de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional (UNA).

“Se podría esperar que el Producto Interno Bruto (PIB), al finalizar el 2011, cierre con un crecimiento de entre 3,5% y 4%”, resultado en el que la demanda interna –antes que las exportaciones- tiene un peso muy importante.

El equipo de investigadores de la UNA detalló que el sector  industrial mostró un crecimiento muy similar al de la economía en su conjunto (4,44% interanual, de julio de 2010 a julio de 2011), mientras que la construcción mostró un buen dinamismo, con un 3.06%  de crecimiento.

En cuanto a los servicios, éstos se habían mantenido creciendo a tasas positivas incluso durante el periodo de la crisis financiera internacional y la recesión de 2008-2009, y  han mantenido ese comportamiento en el 2011.

Es en este sector en que de manera más determinante influyó la demanda interna para evitar una caída.

Los problemas sí se han manifestado claramente en el sector agropecuario, que decreció un 0,07% interanual en julio de 2011, indica el estudio.

Empleo

En general, los niveles de empleo han mejorado en relación con el 2010. En el sector industrial se recuperaron 1.827 empleos; en la construcción 10.937, y en el turismo se generaron 1.708 puestos de trabajo.

Pese a esta recuperación en el  nivel de empleo, el país no ha alcanzado las cifras que tenía antes de la crisis. Por ejemplo, en el sector de construcción la cantidad de empleos sigue siendo inferior en más de 10.000 a los que se registraban en el 2008.

Otro fenómeno digno de menciona, afirma la UNA, es que con la crisis se incrementó significativamente el número de trabajadores que se afilió a la Caja Costarricense del Seguro Social “por cuenta propia. En agosto de 2011 hay 78.902 afiliaciones bajo esta categoría que en octubre de 2008.

“Es importante anotar que dentro de este empleo por cuenta propia, la mayor cantidad de trabajadores se han ubicado en el sector Comercio y en Actividad desconocida, lo que podría estar reflejando un desmejoramiento de los ingresos y la calidad del empleo”, señalaron los investigadores.

“En síntesis, el empleo formal creció en el último año cerca de un 4%. La tasa de crecimiento de la mano de obra que ingresa al mercado laboral año con año ronda el 4%, por lo que la generación de empleos formales apenas cubre esa tasa de crecimiento. Por ello, es de esperar que en el 2011 la tasa de desempleo abierto se mantenga en los niveles del 2010 (7.29%).

Salarios

Con respecto a los salarios reales, apunta el informe, observamos un mejoramiento de cerca de 5% con respecto a enero del 2008 (suponiendo que el sector privado efectivamente haya realizado los ajustes salariales respectivos en enero y julio de cada año).

“Sin embargo si nos vamos un poco más atrás, las familias que se ubican en pobreza extrema han visto reducido el poder adquisitivo de sus salarios en un 4.79% con respecto a enero del 2006, antes de la crisis alimentaria que provocó un importante aumento en el costo de los alimentos”, agrega.

“De aquí la importancia en reconocer un ajuste salarial mayor a las categorías más bajas de empleo en el país”, concluye el análisis.

Inflación

 

En el tema de la inflación, los economistas de la UNA no ven que por el momento existan grandes presiones a corto plazo, que puedan provocar incrementos en el costo de la vida.

Sin embargo, si hubiera un empeoramiento de la situación económica internacional, que provoque elevaciones en los precios de alimentos y materias primas importados, sí se podrían afectar los precios a nivel interno. También una reforma fiscal podría tener efectos inflacionarios.

De lo contrario, es de esperar que se logre la meta del Banco Central y cierre el 2011 con una inflación cercana al 5.5%.

 

Con respecto al tipo de cambio, posiblemente, al finalizar el 2011, se mantenga en los niveles actuales, entre 520 y 525 colones por dólar, concluyó el informe.