Los organizadores anunciaron que está todo listo para la marcha de repudio a la represión policial del 8 de noviembre y a la criminalización de la protesta social por parte del Gobierno. Saldrá del Parque La Merced, a las 9 am, por la Avenida Segunda hasta el edificio de la Caja.

La defensa de la Caja del Seguro Social y el derecho de la población a la salud volverán a cohesionar al movimiento social, también la Ley Mordaza, el veto a la ley del fotocopiado, los derechos de los homosexuales, la defensa del salario, la prohibición al ingreso de transgénicos, la lucha contra los corruptos, serán parte de las reivindicaciones de este jueves.

Los organizadores preparan una colorida y multisectorial marcha con presencia de ambientalistas, agricultores, indígenas, estudiantes, docentes, sindicalistas, sector salud, portuarios, universitarios, pensionados, entre otros.

El gobierno, por su parte, usa un doble discurso al referirse a la protesta de este jueves, por un lado propone una fórmula conciliatoria: mujeres policías controlarán la marcha y los hombres policías quedarán atrás; a pocos pasos por si acaso.

Pero la presidenta Laura Chinchilla anunció en cadena nacional, anoche, que no tolerará el bloqueo “injustificado de vías públicas”, ni la interferencia con las acciones de la policía aún de aquellos “encubiertos bajo el privilegio de una inmunidad que no les alcanza para eso”, como critica a los diputados José María Villalta, Carmen Naranjo y Claudio Monge, agredidos por agentes policiales cuando participaban en la protesta del 8 de noviembre.

Por otro lado, el Consejo de Gobierno de este martes dio su total respaldo al Ministerio de Seguridad y a su titular, Mario Zamora, por las acciones represivas del 8 de noviembre, al mismo tiempo que el Ejecutivo anunciaba que coordina con los organizadores para que la manifestación de este jueves “transcurra con tranquilidad”.

“Se le da su respaldo para que en las próximas marchas y manifestaciones continúe la política de respetar, en toda su extensión, los derechos de manifestación y expresión siempre y cuando se respeten los derechos de los demás ciudadanos”, dijo Francisco Chacón, ministro de Comunicación en declaraciones a la prensa.

En señal de la voluntad conciliatoria que propuso el Ejecutivo, Chacón anunció que para la marcha de mañana, el Ministerio de Seguridad coordinó con las universidades para conocer la dirección y horas en que se efectuará.

Y explicó Chacón que la vigilancia estará a cargo del cuerpo femenino de la policía “porque queremos llamar a un escenario de calma y tranquilidad. No es la primera vez que este método se utiliza y por eso los expertos policiales están juzgando que en este tipo de escenarios la presencia femenina permite un mayor control además de brindar un mensaje de paz”, afirmó el Ministro.