Según informó el rotativo en su edición digital de este jueves, el miércoles depositó  1.372.185,516 colones, a lo que se suma un depósito que había realizado en febrero de 2005 por otros 904.864.818.

Carlos Tiffer, abogado de la empresa, dijo  que el acuerdo “pone fin a un largo proceso, cuya prolongación por más de diez años es una constante distracción para los administradores de la compañía y fuente de continuos ataques de sectores que no distinguen entre las labores periodísticas y la gestión empresarial”.

El polémico caso se remonta al año 2001, cuando (según la versión del Ministerio de Hacienda) La Nación finge la venta por 2  millones de dólares de su equipo de impresión a la firma Capital Leasing Corporation, domiciliada en Belice. Esta, a su vez, le vende las máquinas a  Arrendadora Interfin por 5 millones de dólares, y esta empresa se las alquila a La Nación por 80.884 dólares al mes.

Para Hacienda, esta triangulación fue una clara maniobra de evasión de impuestos pues las máquinas ni siquiera llegaron a salir del edificio del diario en Llorente de Tibás.

Recientemente, el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís eliminó una directriz de la administración anterior que prohibía negociar arreglos directos con los evasores fiscales, lo cual le generó duras críticas de los ex jerarcas liberacionistas, incluida la ex presidenta Laura Chinchilla.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Helio Fallas, defendió entonces la decisión argumentando que esa restricción impedía al Estado la recuperación de importantes sumas de dinero, pues le obligaba a someterse a largos procesos judiciales, de resultado incierto.