El presidente de Francia, François Hollande, calificó los ataques perpetrados el viernes en París, que han dejado al menos 129 muertos y unos 352 heridos (99 de ellos en estado crítico), como un acto de guerra declarado por la organización radical autodenominada Estado Islámico.

El mandatario, quien declaró tres días de duelo nacional, dijo que los ataques habían sido planeados y organizados desde el exterior con ayuda de personas dentro de Francia.

Estado Islámico ha reivindicado los ataques en un comunicado distribuido por escrito y en audio a través de canales online.

El grupo dijo que los ataques tuvieron como objetivo mostrar que Francia sigue siendo un "objetivo prioritario".

Se ha informado que siete atacantes murieron durante el ataque, incluyendo varios que detonaron chalecos explosivos en acciones suicidas.

El gobierno francés señala que uno de los involucrados en el ataque es un ciudadano francés con antecedentes en el radicalismo islamista.

Otro tenía un pasaporte sirio, según los investigadores franceses.

Los fiscales franceses afirman que hubo tres grupos de atacantes y, según informa un corresponsal de la BBC, la policía trabaja sobre la hipótesis de que uno de los grupos habría logrado escapar.

Las autoridades belgas están adelantando redadas en Bruselas en conexión con los ataques y han realizado al menos tres arrestos.

Tributo a las víctimas

Las autoridades han venido entregando las primeras informaciones sobre las identidades de las personas que murieron en los ataques.

La mayoría son de nacionalidad francesa, pero también hay dos belgas y un portugués.

Es un horror, hemos tomado una decisión, movilizar toda la fuerza posible para la neutralización de terroristas".

François Hollande, presidente de Francia.

Este sábado, las autoridades suecas anunciaron igualmente que un ciudadano de ese país estaba entre las víctimas mortales.

Pese a la prohibición de realizar manifestaciones públicas en París, un pequeño grupo de personas se congregó en la Plaza de la República para rendir honor a las víctimas.

De igual modo, la Torre Eiffel se mantiene a oscuras en señal de duelo, mientras edificios emblemáticos del mundo como el de la Ópera de Sydney en Australia o el One World Trade Center en Nueva York se mantienen iluminados con los colores de la bandera de Francia.

El viernes, el presidente francés Hollande había declarado el estado de emergencia después de que se produjera una serie de ataques que el mandatario definió como "sin precedentes".

Se trata del peor ataque que se registra en territorio europeo desde los atentados con bombas en Madrid en 2004.

De acuerdo con fuentes del gobierno británico, los atacantes eran miembros de una célula independiente y habían viajado a Siria, informó el corresponsal en temas de seguridad de la BBC, Frank Gardner.

"Es un horror"

Hollande había anunciado el viernes medidas para limitar la circulación dentro de la Isla de Francia, el corazón de la capital francesa. También se aumentaron los controles fronterizos.

"Es un horror, hemos tomado una decisión, movilizar toda la fuerza posible para la neutralización de terroristas", dijo el viernes en una conferencia de prensa en la que su tensión era evidente.

La situación en París es crítica. La última vez que se declaró el estado de emergencia fue durante disturbios raciales en 2005.

Este mecanismo excepcional solo ha sido usado por las autoridades francesas en cuatro ocasiones desde la Segunda Guerra Mundial.

Este fin de semana 1.500 militares fueron movilizados y desplegados en las calles para apoyar a la policía.

"Frente al terror, Francia será fuerte", indicó el presidente, quien suspendió el viaje que tenía programado a Turquía para participar este fin de semana en la cumbre del G20.

Los incidentes

Hubo tiroteos en al menos seis lugares de la capital francesa.

El ataque más grande ocurrió a las 22:00 (hora local) en el conocido teatro Le Bataclan, donde 1.500 personas veían actuar a la banda de heavy metal californiana Eagles of Death Metal.

Testigos afirman que los atacantes entraron disparando al aire y tomaron un gran número de rehenes.

Ante la crisis, se ordenó que fuerzas de seguridad de élite se desplazaron al lugar.

La policía explicó que cuando los oficiales irrumpieron en el local, tres de los atacantes activaron sus chalecos con explosivos y un cuarto fue abatido.

Más de 80 de los retenidos murieron en el incidente.

"Lucha implacable"

El presidente Hollande visitó el sitio acompañado del primer ministro, Manuel Valls, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve,y la ministra de Justicia, Christiane Taubira.

Estamos a su lado y compartimos su dolor".

Anne Hidalgo, alcaldesa de París.

"Vamos a seguir con la lucha, será implacable contra los terroristas", aseguró el mandatario.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, visiblemente afectada, agradeció la labor de las fuerzas de seguridad del Estado y se solidarizó con las familias de las víctimas.

"Estamos a su lado y compartimos su dolor", indicó.

"París está aquí, de pie", agregó.

Sin máscaras

Imágenes del canal francés BFM TV mostraron varios buses vacíos llegando a la zona para recoger a personas que no estaban heridas.

Se veía a algunos de los sobrevivientes cubiertos con mantas térmicas metalizadas.

Un hombre que estaba adentro del local, que afirmó tener rotos "algunos dedos", aseguró que los atacantes no usaban máscaras.

Julien Pierce, que estaba dentro de la sala, contó a la cadena CNN, que logró escapar unos 15 minutos después de que empezara el tiroteo.

Según su testimonio, los atacantes vestían de negro y dispararon directamente a las personas.

Eagles of Death Metal publicó este mensaje en su página de Facebook:

"Todavía estamos tratando de saber sobre la seguridad y el paradero de toda nuestra banda y equipo. Nuestros pensamientos están con todas las personas involucradas en esta trágica situación".

Le Bataclan se encuentra en el distrito 11, en el boulevard Voltaire, cerca de la sede de la revista satírica Charlie Hebdó, que sufrió un ataque en enero en el que murieron 12 personas, entre ellas el director de la publicación.

El comienzo

Cuarenta minutos antes, a las 21.20, se había producido el primer ataque en el bar Le Carillon, de la rue Alibert, en un área muy frecuentada por jóvenes cerca de la Gare du Nord.

Algunos testigos contaron que al comienzo pensaron que se trataba de fuegos artificiales, hasta que se dieron cuenta de que el estruendo era causado por un hombre con el rostro descubierto que se había bajado de un auto disparando con un arma semiautomática.

"La gente se tiró al suelo", detalló Ben Grant, quien se encontraba con su esposa en el local.

"Nosotros pusimos una mesa sobre nuestras cabezas para protegernos".

Quienes vieron los sucesos describen que luego el hombre cruzó la calle y apuntó el arma hacia el restaurante camboyano Petit Cambodge.

Más de 10 personas murieron o fueron heridas en ese incidente.

La Marsellesa

A las 21.30, en el sector norte de París, Francia y Alemania jugaban un amistoso de fútbol en el Estadio de Francia ante unas 80 mil personas.

El partido estaba siendo transmitido por la televisión y asistían el presidente de francés, François Hollande, y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, entre otras autoridades.

A media hora del inicio del primer tiempo, se escucharon al menos dos explosiones.

Hollande fue evacuado inmediatamente.

Informes sin confirmar hablan de al menos un atacante suicida y de dos puestos de comida rápida y una brasserie atacadas en las afueras del recinto deportivo.

El partido se jugó hasta el final, para evitar el pánico.

Francia ganó 2-0 y los jugadores vieron cómo se desarrollaron los eventos posteriores en una pantalla en el túnel.

Muchos hinchas salieron cantando el himno nacional, la Marsellesa, como acto de desafío.

Ráfaga

El siguiente ataque ocurrió a las 21:50 en el bar La Belle Equipe, en la rue de Charonne, al sur del bar Le Carillon, el primero de los locales atacados.

Dos hombres fueron vistos disparando indiscriminadamente en la terraza del sitio.

"Duró tres minutos", relató un testigo.

Luego "se subieron en su carro y se dirigieron hacia la estación de metro Charonne".

Poco después comenzó el trágico episodio del teatro Le Bataclan.

Reacciones

  • Líderes del mundo han estado manifestando su solidaridad con Francia. Estos son algunos de los mensajes:

  • "Estoy en estado de shock por lo eventos de París esta noche. Nuestros pensamientos y oraciones están con la gente de Francia. Haremos lo que podamos para ayudar". David Cameron, primer ministro de Reino Unido, David Cameron.

  • "Estados Unidos está con Francia, esto no es un ataque contra París y Francia, es un ataque contra la humanidad". Barack Obama, presidente de Estados Unidos.

  • "Rusia condena decididamente estas matanzas inhumanas y está lista para proveer asistencia en la investigación de estos delitos ligados al terrorismo". Vladimir Putin.

  • "Estoy profundamente conmocionada por las noticias y las imágenes de París. En estos momentos, mis pensamientos están con las víctimas de esos ataques aparentemente terroristas, con sus familias, y con todos los habitantes de París". Angela Merkel, canciller de Alemania.

  • El presidente de Siria, Bashar al Asad, expresó sus condolencias a las familias francesas afectadas por los ataques de París y los vinculó a las "políticas equivocadas" adoptadas por el presidente Francois Hollande en la región. "No deberías ver el terrorismo como campos separados, en Siria, Yemen, Libia, Francia. En realidad, es un único campo alrededor del mundo", dijo.

  • "Expreso nuestro repudio total ante el horror desatado en París". Evo Morales, presidente de Bolivia.

  • "Nuestra solidaridad con el pueblo francés y el presidente Hollande". Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

  • "El gobierno del Perú extiende su solidaridad al pueblo francés y a su Pdte@fhollandey rechaza enérgicamente la violencia desatada en París". Ollanta Humala, presidente de Perú.

  • "México condena enérgicamente los ataques ocurridos este día en París. Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Francia, y nuestras sentidas condolencias a los familiares de quienes perdieron la vida". Enrique Peña Nieto.

  • "Consternada por la barbarie terrorista, expreso mi repudio a la violencia y manifiesto mi solidaridad al pueblo y al gobierno francés". Dilma Rouseff, presidenta de Brasil.

  • "Como un país que conoce muy bien las consecuencias del terrorismo,entendemos perfectamente lo que ahora atraviesa Francia". Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía.

  • "Una vez más el horror y la tragedia global del terrorismo. Nuestra solidaridad con el Pueblo y el Gobierno de Francia". Cristina Fernández, presidenta de Argentina.

  • "El gobierno de Chile condena en los términos más enérgicos el cobarde atentado terrorista perpetrado en París que ya ha arrojado un trágico saldo de decenas de muertos y heridos". Michelle Bachelet, presidente de Chile.