A raíz de la crisis climática que enfrentamos desde hace algunos años, han surgido una serie de propuestas que son presentadas como soluciones. Los distintos gobiernos las han ensalzado, invertido mucho dinero en su promoción, las han utilizado para seguir apuntalando la imagen verde que el país ha construido a través de los años y las han usado además para la atracción de inversión extranjera en territorio nacional. Si bien cambian los gobiernos el abordaje es el mismo en materia ambiental ya que existe una política de Estado que trasciende los partidos políticos que asumen el poder. Todas estas propuestas o soluciones desde la óptica del gobierno de turno, no atacan las causas de las crisis que enfrentamos sino más bien refuerzan el sistema de desarrollo que crea esas causas y a su vez, generan mayor inequidad y desigualdad. También representan un paso más en la profundización de esas crisis. Estas llamadas soluciones desde el ámbito oficial, a su vez generan más negocios y maquillan de verde a quienes las usan.

En este documento analizaremos brevemente tres grandes soluciones que han estado en el debate público desde hace varios años, pero antes haremos nos referiremos a la participación ciudadana como ingrediente esencial en la discusión, elaboración e implementación de cualquier propuesta en materia ambiental. La Declaración de Río, en su principio X dice que en materia ambiental debe de existir participación ciudadana en la toma de decisiones ambientales (además del acceso a información y a la justicia).

Este derecho, lo encontramos además en otras convenciones y declaraciones de Derechos Humanos. Sin embargo, este derecho en Costa Rica ha sido atacado y erosionado fuertemente ya que los gobiernos liderados por el Partido Liberación Nacional  y la Unidad Social Cristiana nunca lo promovieron o fortalecieron durante sus gobiernos de turno (2), tampoco ha sido el caso de los dos últimos gobiernos encabezados por el partido Acción Ciudadana quienes han implementado mecanismos carentes de dirección y han fomentando la criminalización de la protesta y de los movimientos sociales (3). Sin participación ciudadana, sin discusión y construcción conjunta, lo ambiental se erosiona.

En los últimos gobiernos, hemos identificado tres grandes propuestas (presentadas como soluciones) que analizamos a continuación:

Carbono Neutral: es una falsa solución que surge y es promocionada activamente en el último gobierno de Oscar Arias Sánchez y lo que propone básicamente es neutralizar las emisiones de carbono de cualquier actividad a través de la implementación de medidas diversas. Esta propuesta fue promocionada por el gobierno como una oportunidad para hacer negocios a partir de la crisis provocada por el cambio climático. Por ejemplo, una compañía piñera, fue certificada como carbono neutral, sin embargo no dijeron que esa certificación solamente fue porque la empresa logró medir cuántas emisiones producía el traslado de la piña desde la finca al puerto de exportación, sembraron algunos árboles para decir que así se absorbía el carbono emitido y así recibió el sello de carbono neutral.

Nunca se revisó el uso de plaguicidas, las emisiones emanadas por el transporte de la fruta hasta su mercado final, si hubo o no tala de árboles y otras especies antes de dar lugar al monocultivo. Han recibido el certificado de carbono neutral empresas de alquiler de autos, oficinas, bancos, municipalidades por implementar medidas como no usar mucha electricidad o equipo de calefacción. Es decir, así no se ataca las causas que provocan el cambio climático tal y como se decía se iba a hacer. Una política como esta lo que hace es, promover negocios desde la crisis. El gobierno de Carlos Alvarado a través del Ministerio de Ambiente y Energía, anunció en su momento que no priorizaría esta política porque planteaba metas que tal vez podrían alcanzarse dentro de muchos años (4), pero aun así se sigue proponiendo como solución.

Descarbonización: plantea la necesidad de eliminar el carbono de la economía por lo que en teoría, algunas actividades o deben de eliminarse o al menos entrar en proceso para buscar su fin. Así se iría acabando con actividades contaminantes y atacando las causas que provocan el cambio climático. El abordaje del gobierno ha sido distinto pues incluye mecanismos de compensación (básicamente significa que si contamino y pago, empato y tengo por lo tanto bondad).

Discusiones que creemos esenciales no se dan, por ejemplo, importamos alimentos o promovemos la producción nacional bajo sistemas agroecológicos en manos de unidades familiares y organizaciones campesinas. Si hacemos lo segundo,  no solo se podría evitar la emisión de carbono sino que se revitalizaría actividades y mercados internos que podrían ayudar a mejorar la calidad de vida. El gobierno además, ha centrado su accionar en la aprobación de grandes préstamos para contar con un tren de pasajeros en la meseta central. Si bien es importante contar con un sistema de transporte público de personas, hay que atacar al mismo tiempo el transporte de carga interno, importación de vehículos, el monocultivo (piña y banano por ejemplo), la producción de alimentos, entre otros para hablar seriamente de descarbonización (5).

Soluciones basadas en la Naturaleza: esta propuesta es relativamente nueva. Surge al igual que las anteriores, frente a la crisis climática que vivimos pero del mismo modo, está lejos de atacar las causas. De igual forma empieza a utilizarse en la crisis de pérdida de biodiversidad. Las soluciones basadas en la Naturaleza, es un concepto muy amplio y sencillo que convoca a todas las personas que quieren combatir la crisis climática a través del uso de la misma naturaleza para superar la crisis. Es decir, se presenta como algo muy fácil, que no implica ningún cambio estructural y por lo tanto goza de popularidad. Este concepto está siendo utilizado cada vez más por gobiernos, empresas y grandes organizaciones conservacionistas que bajo este amplio concepto, enlistan propuestas tipo REDD, mecanismos de compensación y se trata de co-optar soluciones reales como la agroecología. El presidente Alvarado se ha referido a este concepto cuando ha hablado de la nueva normalidad que viviremos después de la crisis desde su posición como co-presidente de un grupo conformado dentro del Foro Económico Mundial o Foro de Davos.

Estas tres propuestas demuestran que no podemos solucionar las crisis si las soluciones que se presentan no atacan las causas estructurales. Bajo la lógica actual, solamente estamos profundizando y eternizando esas causas, generando nuevos negocios y brindando un maquillaje verde a las empresas contaminantes. Estas soluciones son falsas y verdaderas trampas.

1.http://www.coecoceiba.org/el-ambientalismo-del-gobierno-profundiza-las-c....

2.En el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, se presentó una acción de inconstitucionalidad contra las competencias de la Comisión Nacional para la Gestión de la Biodiversidad eliminando la oportunidad de construir políticas públicas desde la discusión entre varios actores sociales (movimientos sociales, ministerios y sector privado y académico). Sin embargo, el jerarca del SINAC impulsó un proceso de discusión y construcción de las posiciones que llevaría el gobierno a la Convención en Diversidad Biológica junto a organizaciones ambientales, campesinas, indígenas, instituciones públicas, entre otros.

3.En el gobierno actual liderado por Carlos Alvarado se aprobó legislación contra la protesta, además se ha utilizado un discurso de descalificación (llevándolo incluso al ámbito personal) contra movimientos sociales especialmente el sindical. Este discurso ha estado presente en la retórica del presidente Alvarado y también en representantes del partido Acción Ciudadana en la Asamblea Legislativa.

4.Para más análisis y ejemplos sobre el carbono neutral puede visitarse la página de COECOCEIBA – Amigos de la Tierra Costa Rica www.coecoceiba.org.

5.En la página www.coecoceiba.org encontrarán un análisis detallado de la descarbonización promovida por el gobierno de Carlos Alvarado.

Correo: info@coecoceiba.org