La declaración del jefe diplomático costarricense se produjo pocas horas después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó la petición de medidas cautelares contra Costa Rica por los alegados perjuicios al río San Juan.

La Corte dijo que Nicaragua no aportó las pruebas necesarias para comprobar los daños que, según su alegato, se le estaba causando a especies naturales de la zona, ni siquiera pudo precisar a qué especies se refería.

"Por el contrario, Costa Rica logró demostrar mediante la presentación de informes realizados por expertos de renombre internacional, que no ha habido daño sustancial al río, y es lo que la Corte ha dicho", apuntó Castillo.

El canciller dijo que "la Corte tomó nota de que Costa Rica ha emprendido labores de mitigación, de eventuales afectaciones naturales en la construcción de la Ruta, y ha invitado a Costa Rica a seguir con esas medidas de mitigación a efecto que la Ruta final sea, como la queremos todos los costarricenses, una buena obra al servicio de la Zona Norte de Costa Rica y de la defensa de nuestra soberanía".

Este pronunciamiento deja varias lecciones, agregó Castillo: en primer lugar, queda patente la autoridad, la seriedad, la corrección y la justicia y la equidad con la que opera la Corte. La Corte se ha hecho un homenaje a sí misma con este pronunciamiento, que nosotros aplaudimos y reconocemos.

"También, es una lección para otros organismos espurios, como la Corte Centroamericana de Justicia, que tuvo el atrevimiento de condenar a Costa Rica, hace poco tiempo, por daño ambiental en el Río San Juan, sin pruebas, y en ausencia de Costa Rica y sin tener competencia y jurisdicción para juzgarla", agregó el ministro.

Castillo dijo que si Nicaragua cumple las resoluciones de la Corte como lo ha venido haciendo en los últimos días y mantiene una actitud de respeto hacia Costa Rica, "podemos esperar tranquilos el fallo (sobre isla Calero) y si Nicaragua cumple ese fallo, podremos reencausar las relaciones bilaterales, en armonía y paz, como las tuvimos antes. Esta es, en realidad, una invitación que le hago a Nicaragua".