Según el anuncio ya se iniciaron las reuniones, bajo la coordinación del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), entre representantes de los ministerios de Planificación, Desarrollo Humano e Inclusión Social y de Trabajo. En el diseño y ejecución de la estrategia participan activamente las municipalidades con acciones de apoyo.

 También fueron llamados, los presidentes ejecutivos del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), el Instituto de Desarrollo Rural (INDER), el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU), el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), la Comisión Nacional de Emergencias, el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) y directores del Banco Popular y Banco de Costa Rica.

La propuesta del MEIC es para iniciar, esta misma semana, un censo del sector empresarial afectado por la emergencia en la zona, con el fin de focalizar el apoyo institucional en las necesidades específicas y la ejecución del plan.

El censo permitirá hacer el diagnóstico del estado de la situación de las unidades productivas afectadas por el huracán Otto y para su realización contará con la participación de funcionarios del  MEIC, IMAS, INA, MIDEPLAN, INAMU, ICT, MTSS, las asociaciones de desarrollo y las municipalidades de Bagaces y Upala.

 Acuerdos para restablecer zonas afectadas

El Ministerio de Agricultura coordina con el Instituto Nacional de Seguros (INS) y bancos para un plan de aseguramiento y préstamos para el sector agrario, donde también se acordó la readecuación de créditos y refinanciamiento para la rehabilitación productiva.

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Humano sostiene la ayuda para menaje de casa y reparaciones de viviendas, además ha ampliado la escala de apoyo para cubrir más población, a causa de la fuerte afectación en su condición social a consecuencia de la emergencia.

El IMAS refuerza las labores por medio del programa apoyo a Pymes e ideas productivas, para la adquisición de maquinaria, equipo, materia prima, capital de trabajo, comercialización, construcción de obras de infraestructura, reparación o mantenimiento de equipo y otros.

Asimismo, el IMAS aumentará en 1000 los beneficiarios del Programa Puente al Desarrollo y realizará donaciones de bienes provenientes de decomisos de aduanas, para asociaciones y juntas de educación.

En cuanto al apoyo de financiamiento para la atención de la emergencia, se acordó con las entidades bancarias, que se tome en cuenta únicamente la capacidad de pago muestren los negocios Pymes. Mientras tanto, el Banco Nacional tomó la determinación de conceder prórrogas,  no cobrar el principal de los créditos por tres meses, y pasar de la modalidad de cobro de los intereses por trimestre vencido.

Por otro lado, se le solicita al ICT preparar una campaña de promoción de la zona en el corto plazo para reactivar el turismo y se le hace un llamado a las empresas de electrodomésticos y menaje para que realicen ferias y planes especiales para las personas afectadas.

Para el desarrollo o ejecución de obra, deberá priorizarse con la capacidad y recurso humano de la zona con el fin de generar fuentes de empleo.