El hombre fue identificado como Carlos Luis Badilla Delgado y presuntamente es vecino de Desamparados, en San José.

Según dijeron testigos a los medios de comunicación, el hombre entró de rodillas al templo, como acostumbran los fieles que llegan a hacer a alguna ofrenda a la virgen patrona de Costa Rica, luego se sentó en una banca cercana al altar y allí se suicidó disparándose dentro de la boca.

Según socorristas de la Cruz Roja que acudieron a la emergencia, la muerte del hombre fue instantánea.

El cura párroco de la Basílica, Francisco Arias, anunció que la Basílica estará cerrada este miércoles y que el jueves se reabrirá con una misa llamada de “restitución” que se celebra cuando ocurre un hecho sacrílego dentro de un templo.

Según trascendió de personas cercanas a la iglesia, este es el segundo suicidio que ocurre dentro de la Basílica, ya que anteriormente una persona se había quitado la vida dentro de un confesionario.