“Los pacientes fueron trasladados al edificio de medicina de este centro médico, sin embargo, durante tres días permanecieron en el servicio de emergencias, donde se les realizaron las respectivas pruebas y mientras esperaban se confirmaban sus casos”, afirmó la organización en un comunicado.

UNDECA expresó “sorpresa” por el inadecuado manejo que está haciendo la institución con respecto al brote de este tipo de influenza, que ya ha causado 24 muertes en el país.

“Una vez más se confirma que en los centros médicos (de la CCSS) el personal de salud no está lo suficientemente informado ni capacitado para atender la situación, lo que causa preocupación, disgusto y hasta confrontación con autoridades de la Institución”, señala el comunicado.

El sindicato se queja de que en el Hospital San Juan de Dios hay mucho personal que trabaja en el servicio de emergencias, trabajadores de enfermería, aseo, registros médicos, vigilantes y los propios médicos que estuvieron en contacto con los enfermos, expuestos a contraer la gripe.

Pero también cientos de pacientes que llegan todos los días el servicio de emergencias de ese hospital por diferentes causas.

Contrariamente a lo que han afirmado las autoridades del hospital en el sentido de que estaba “debidamente preparado con todos sus protocolos, la práctica nos dice que no fue más que un discurso de las autoridades y de jerarquías de la institución”, advirtió UNDECA.

“Parece que los hechos nos dan la razón y por ello insistimos en la responsabilidad que deben asumir las altas autoridades de la Institución, principalmente la Gerencia Médica y la Presidencia Ejecutiva en tomar las mayores medidas de prevención y no esperar que sigan falleciendo pacientes por este virus”, señaló Luis Chavarría, secretario general de UNDECA.