Zerón "está tratando de obtener asilo en Israel, esa es la estrategia jurídica que ellos tienen, argumentando que hay una persecución en su contra", informó el ministro durante la conferencia matinal del presidente de México.

La solicitud de la defensa del exfuncionario hace que los procedimientos para obtener su extradición "sean más largos", explicó Ebrard.

El canciller dijo que aunque no existe tratado de extradición entre México e Israel se trabaja en base a un acuerdo de cooperación jurídica y asistencia derivado de pactos internacionales suscritos por ambos países para casos como el de Zerón sobre quien pesan acusaciones de tortura.

"Ambos países estamos obligados a actuar como si hubiese tratado de extradición cuando hay crímenes o delitos de ese orden, de esa naturaleza, que van en contra de los derechos humanos", subrayó Ebrard.

Zerón huyó de México y es buscado por la Interpol desde junio pasado. Era jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la antigua Procuraduría General (PGR), hoy Fiscalía, a cargo del sonado caso en el que policías coludidos con narcotraficantes agredieron, secuestraron y desparecieron a los jóvenes estudiantes de magisterio.

Es acusado de tortura de algunos sospechosos, desaparición forzada y por malversar unos 55 millones de dólares de fondos públicos mientras era funcionario del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Según "Proyecto Cártel", una investigación periodística internacional divulgada en diciembre, Zerón habría fugado a Israel ayudado por sus contactos en la industria de seguridad en ese país al cual habría viajado pese a las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19.

México comunicó en septiembre a Israel que existe una orden de aprehensión internacional contra Zerón.

"Indefectiblemente mi pronóstico es que México va a salir adelante en esta causa, a veces toma tiempo, pero eso se deriva de que así son los procesos legales", concluyó Ebrard.