Así lo revela un sondeo elaborado por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) publicado por el Semanario Universidad, de la Universidad de Costa Rica.

El 76,8% de los ciudadanos, un porcentaje muy similar a la votación obtenida por Solís en la segunda ronda electoral de abril de 2014, no cree que el cambio esperado se esté dando en este momento y solo un 41,6% piensa que las promesas de campaña se llegarán a cumplir en lo que falta de la administración.

El sondeo, realizado por vía telefónica del 8 al 30 de abril, incluyó a 793 personas mayores de edad en todo el país.

Cuando se le pide a los entrevistados que valoren la gestión del gobierno, el 48,6% la califica de mala o muy mala, frente al 20,1% que la califica de buena o muy buena.

A la hora de vaticinar el futuro, también se ha producido un descenso en las expectativas de los costarricenses, pues solo un 33,7% cree que la gestión mejorará, en contraste con el 60% que pensaba lo mismo en julio de 2014, de conformidad con una encuesta anterior del CIEP.

No obstante, este porcentaje es menor que el de aquellos que no tienen ninguna esperanza al respecto, un 25,1%.

Situación económica

Respecto a la situación económica del país, la encuesta revela un aumento del pesimismo. Hace menos de un año, en julio de 2014, el 33,7% consideraba que la economía se hallaba peor que el año precedente, frente a un 49% que la veía igual y un 14% que la consideraba mejor.

Hoy, el 46,7% valora la situación económica peor que hace un año; un 38,6% igual y un 12,7% mejor.

En relación con los principales problemas del país, los que fueron mencionados con más frecuencias por los entrevistados fueron el desempleo (24,6%), la mala gestión del gobierno (18,4%) y el alto costo de la vida (16,3%).

La inseguridad, la corrupción y la pobreza aparecen en rangos inferiores con porcentajes de entre 9 y 5%.

Instituciones

La Universidad de Costa Rica es la institución mejor, seguida de otras universidades públicas.

La Asamblea Legislativa recibió la peor nota de parte de los ciudadanos, quienes consideran que hace una mala labor y constituye el peor escollo que tiene el presidente Luis Guillermo Solís para cumplir con sus planes de gobierno.

L.G. Solís: “Faltan tres años”

Frente a la encuesta, el presidente Solís declaró al Semanario Universidad que existe un “desgaste natural” que se ha visto agravado por muchos errores y aseguró que el cambio no puede ser visto como “un acto” sino como “un proceso”.

“Lo que hay es simplemente un proceso esperable de desgaste por un lado, que tiene que ver con esas fallas que la gente menciona, particularmente en el gabinete, con los conflictos internos, y también tiene que ver, en un sentido general, con la falta de una política de comunicación clara del gobierno que ha impedido que logros importantes sean valorados adecuadamente”, respondió el mandatario al periódico universitario

“Por ejemplo, la gente dice que estamos peor que hace un año, pero económicamente está al menos igual, y si uno ve los números está mucho mejor. Sin embargo, la percepción es que estamos mal”, respondió Solís a la percepción de un 32,9% de los encuestados que señalan el costo de la vida y la situación económica como su principal problema.

El presidente sostiene que el país ha avanzado en temas como el de la seguridad ciudadana, e insiste en que una adecuada estrategia de comunicación ayudará a revertir las percepciones negativas en lo que resta de su mandato.

“La encuesta es muy valiosa porque refleja la realidad en este momento, es una foto como siempre lo he dicho. No se puede desmerecer de ninguna manera los datos que se plantean y vamos a mejorar”, afirmó.