“La notificación llegó este miércoles a la Unidad de Casos Especiales del Ministerio Público y el fallo implica la realización de una nueva audiencia preliminar, en la cual se solicitará la apertura de juicio”, señaló la Fiscalía en un comunicado.

Además de Rodríguez y Zawadski, están acusados del delito de peculado Gilda Montes de Oca, Alvaro Acuña, Roxana Cordero, Ronald Bonilla, Antonio Corrales, Ramón Lara Molinari.

Según la Fiscalía, Rodríguez y las otras siete personas habrían recibido 3,4 millones de dólares en comisiones ilegales por parte de la aseguradora internacional PWS Holding, a cambio de que el Instituto Nacional de Seguros (INS) les contratara un reaseguro a favor del Instituto Nacional de Electricidad (ICE).

La versión de la Policía Judicial y de la Fiscalía señala que el dinero de las comisiones fue incluido en las primas del reaseguro y distribuido posteriormente a cuentas bancarias de los imputados en Panamá, Estados Unidos y Costa Rica, por medio de cheques directos, pagos de tarejtas de crédito y dinero en efectivo.

Sin embargo, la información bancaria que respalda esta versión fue rechazada por el juzgado a cargo de la audiencia preliminar en la que se sobreseyó a los imputados porque fue recolectada sin la autorización de un juez, lo que la convierte automáticamente en ilegal.

El Ministerio Público apeló ante el Tribunal Superior argumentando que, además de la prueba bancaria, dispone de “prueba suficiente” para respaldar las acusaciones, posición que fue validada por el Tribunal para ordenar la realización de un nuevo juicio.