El actor mexicano Gael García aceptó venir a Costa Rica para visitar proyectos de agricultura agroecológica en la región de Talamanca, tras ser invitado por la Corporación Educativa para el Desarrollo Costarricense (Cedeco) durante un encuentro que sostuvieron este martes en Washington, en la sede de la Organización de Estados Americanos –OEA-.

El actor de filmes como “Y tu mamá también” y “Diarios de Motocicleta” recibió un premio de WOLA junto a los directores de Cedeco Francisco Fonseca, Manuel Amador, Jonathan Castro y al obispo de la Iglesia Luterana Costarricense, Melvin Jiménez, fundador de la ONG.

Amador dijo que se invitó a García por la labor humanitaria que realiza en pro de los derechos humanos, para que conozca los proyectos de desarrollo agroecológico en el cantón de Talamanca, provincia de Limón.

García hizo el documental Los Invisibles, donde describe el drama de los inmigrantes en su ruta hacia Estados Unidos. Muchos de ellos mueren a manos de narcotraficantes en el territorio mexicano.

Durante esta semana, los directores de Cedeco desarrollarán una serie de actividades y sostendrán una reunión con la embajadora de Costa Rica en Estados Unidos, Muni Figueres.

WOLA  es una organización no gubernamental que promueve la democracia y los derechos humanos en América Latina y el Caribe. Fue fundada tras el golpe de Estado en Chile en 1973 para denunciar los abusos a los derechos humanos de parte de los militares y de asesores norteamericanos.

El premio

Vicki Gass, una de las directoras de WOLA, explicó que el premio para García y Cedeco se otorgó por la contribución del actor a visibilizar el drama que viven los migrantes en su ruta hacia Estados Unidos, tales como ser víctimas de matanzas en territorio mexicano, y por la contribución de la organización costarricense a detener la migración mediante el apoyo integral al desarrollo de proyectos productivos.
“Estamos premiando a Gael García, por el trabajo sobre migración y por levantar el perfil de la crisis humanitaria que abate a los migrantes en México, lo mismo que a Diego Luna y su Grupo Ambulante”, dijo Gass.

En el caso de Cedeco, Gass dijo que el impulso de programas de desarrollo de agricultura orgánica que involucran a pequeños y medianos productores es un freno para la migración.

“Yo empecé a trabajar con Cedeco en el 2008, y estaba muy impresionada por lo que ellos están haciendo en las zonas agrícolas, y nosotros tenemos la tesis de que si la gente, por ejemplo en América Central, tiene empleo, no van a migrar a Estados Unidos”.

Gass también declaró que WOLA hace esfuerzos por convencer a los gobiernos de la región de la necesidad de invertir en el desarrollo rural.
“Si los gobiernos invierten en el sector rural eso puede tener un efecto bien positivo, tanto para mejorar el nivel de vida de las comunidades como para procurar suficientes alimentos y a precios accesibles para la población”, señaló Gass.

La agricultura orgánica es una alternativa para el desarrollo.

Gass resaltó que la distinción a Cedeco “busca dar a conocer el trabajo que están haciendo a nivel de Centroamérica, para que también sea conocido a nivel de Estados Unidos, por parte del gobierno y del Congreso, pero también de organismos multilaterales como el Banco Mundial o el Banco Interamericano para el Desarrollo (BID)”.

Gass manifestó que buscan involucrar a esos organismos multilaterales para que financien en América Latina y el Caribe proyectos agroecológicos que mejoran las condiciones de vida de los productores, los cuales ofrecen productos orgánicos libres de agroquímicos y que contribuyen a la mitigación del cambio climático.