Los asistentes a esta cumbre definieron la hoja de ruta que permitirá elevar después la Dirección de Seguridad Democrática al rango de una secretaría independiente.   El canciller de Panamá, Fernando Núñez Fábrega, y el secretario del SICA, Hugo Martínez, informaron por separado sobre la decisión a la que se llegó tras cuatro días de deliberaciones en un hotel en el sector de Buenaventura, a unos 120 kilómetros al oeste de la capital panameña, en la provincia de Coclé.   El canciller explicó que en el encuentro de presidentes y en el de cancilleres del SICA se determinó el respaldo a la intención de mejorar el estatus en materia de seguridad y la ampliación de la cuota de participación por país al año en el SICA, el cual ha sido hasta ahora de 200.000 dólares.   Por sugerencia del presidente panameño Ricardo Martinelli, la cuota pasará a 300.000 dólares.   Núñez Fábrega recordó que la cuota no se ha modificado en 21 años, lo cual ha limitado a la Secretaría General y a otras secretarías adicionales en el SICA.   Detalló que a la dirección se le dará mayor respaldo mientras se modifica el Tratado Marco de la Seguridad Democrática, que data de los años 90 del siglo pasado, con el compromiso de hacer el cambio requerido antes de que termine la presidencia en el SICA que asumió República Dominicana al cierre de esta cumbre en Panamá.   República Dominicana tendrá por seis meses la presidencia, al suceder a Panamá, y el objetivo es que Guatemala pueda manejar la futura Secretaría de Seguridad Democrática.   El ministro de Relaciones Exteriores detalló que se requiere hacer un cambio en el artículo 54 del Tratado Marco, para que lo decidido tenga continuidad y una base jurídica.   Durante la cumbre en Panamá se plantearon tres rutas para la creación de la Secretaría de la Seguridad Democrática, sin embargo se decidió inclinarse por dar mayor beligerancia y desarrollar la Dirección de la Seguridad Democrática.   La cumbre tuvo entre sus principales novedades la incorporación como observadores extra regionales de la Unión Europea (UE) de Nueva Zelanda y Qatar.   El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, confirmó además el respaldo del bloque europeo al proceso de integración centroamericano y a otras iniciativas, al destacar un acuerdo de cooperación no reembolsable por 14 millones de euros (unos 18 millones de dólares) aprobado para ayudar a reforzar la seguridad en la región.  Destacó también la decisión tomada antes en la UE de dar un apoyo por 900 millones de euros (unos 1.170 millones de dólares) a América Central de 2014 a 2020, de los cuales 120 millones de euros (156 millones de dólares) serán destinados a la cooperación regional y el resto a la cooperación bilateral.   El SICA, establecido en el año de 1993, está integrado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Belice, Panamá y República Dominicana, cuya incorporación plena se ratificó en junio de este año.   A esta cumbre acudieron los presidentes Ricardo Martinelli (Panamá), Danilo Medina (República Dominicana), Otto Pérez Molina (Guatemala) y delegados de Belice, El Salvador, Honduras y Nicaragua, además del secretario general del SICA, Hugo Martínez.