En una sesión solemne del Consejo Universitario, que se realizó en el Aula Magna de la UCR, el rector Carlos Araya ofreció su informe de labores. Foto: Laura Rodríguez.

Frente al contexto profundo y tan complejo que determinó la pandemia por el SARS-CoV-2, el rector Araya y su equipo de trabajo caracterizaron su gestión como “próxima, dialógica, de puertas abiertas, horizontal, transparente y formadora de consensos, de tal forma que esto permitió aumentar la estabilidad y la armonía interna y resituó a la institución en el universo político nacional”, resumió. 

DE LA PRESENCIALIDAD A LA VIRTUALIDAD

Los últimos 9 meses del año han sido retadores y en un proceso inédito, la Universidad de Costa Rica logró trasladar su oferta académica a espacios virtuales. Más de 5 mil cursos teóricos se ofrecieron mediante entornos virtuales en cada ciclo lectivo del 2020, precisó el Rector.

Este cambio hizo necesaria la capacitación al personal docente que se concentró en la adaptación de la virtualidad a los cursos y carreras. En total se capacitaron 4.002 personas en actividades de formación internas, que incluyó a docentes, estudiantes y personas directoras.

Desde la Vicerrectoría de Docencia, se tomaron acciones para garantizar la permanencia de las labores académicas desde la virtualidad. Otras actividades específicas continuaron mediante simuladores digitales y laboratorios remotos, y los cursos que no pudieron atenderse durante el primer ciclo lectivo se replantearon para ofrecerlos en el segundo y tercer ciclo.

Araya señaló que esta estrategia se formuló en conjunto entre las distintas unidades académicas, la comunidad estudiantil y otros actores institucionales.

INGRESO Y PERMANENCIA DE LOS ESTUDIANTES

A lo largo de su periodo de gestión, se enfatizó en desarrollar y fortalecer las medidas y acciones institucionales para favorecer el ingreso y la permanencia del estudiantado, durante la emergencia nacional generada por el virus SARS-CoV-2. Estas acciones abarcan desde las gestiones de los procesos de matrícula hasta las medidas para el acompañamiento integral de la población estudiantil.

Entre esas medidas destacan la reducción de las brechas en el acceso a equipo y a Internet por medio de la entrega de tabletas, chips de datos, computadoras portátiles. Al igual que el complemento de beca para el pago de acceso a internet; el fortalecimiento del sistema de becas, la atención psicosocial, la ampliación de plazos de cobro de aranceles por matrícula, entre otras.

La cantidad de estudiantes matriculados en el segundo ciclo lectivo 2020, constituye la mayor cantidad de estudiantes matriculados en un segundo ciclo en la historia de la UCR, lo que representa un incremento aproximado del 4 % en relación con el segundo ciclo lectivo de 2019.

Para fortalecer el presupuestario del sistema de becas, se decidió reorientar recursos que estaban dispuestos para el ajuste salarial por aumento en el costo vida en el 2020.

De igual manera, gracias a la propuesta de la Federación de Estudiantes (FEUCR), se estableció el pago de un complemento en el monto de la beca que reciben los estudiantes con categoría 4 y 5, que favorece a 19 mil personas. Durante el segundo ciclo lectivo 2020 han recibido quince mil colones mensuales para el pago del acceso a Internet.

INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN

La Vicerrectoría de Investigación centró sus prioridades en dar continuidad a las actividades de investigación de la UCR, acompañando a las personas investigadoras, la identificación y apoyo de las investigaciones para enfrentar la COVID-19 y sus consecuencias, la vinculación con la sociedad costarricense, el apoyo a la internacionalización y la disposición oportuna de datos para la rendición de cuentas. 

Según los datos presentados por el Rector, para el período de enero a setiembre 2020, en el área de investigación se contabilizaron 1.355 proyectos de investigación, 287 actividades, 56 programas y 98 prestaciones de servicios.

Ante la propuesta del Gobierno para compartir los resultados de investigación y tecnologías, liberando activos de propiedad intelectual o promoviendo su licenciamiento en condiciones especiales, concretada en la iniciativa “Llamado solidario a la acción” de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Rectoría se sumó y se comprometió a compartir los resultados de las investigaciones relacionadas con la COVID-19 de manera libre.

Por tanto, desde la Vicerrectoría de Investigación con el apoyo de PROINNOVA se definió la serie de lineamientos para atender satisfactoriamente la iniciativa.

LA ACCIÓN SOCIAL

El rector Araya Leandro, destacó que el vínculo de “la Universidad con la sociedad es intrínsecamente presencial. No obstante, dijo, este logró mantenerse aun cuando el acceso a la tecnología es diferenciado”.

Esto fue posible gracias a las diversas estrategias que la Vicerrectoría de Acción Social ejecutó durante el 2020. Por ejemplo, se generaron ejes prioritarios de intervención con el fin de articular recursos, metodologías de trabajo y acciones comunitarias.

También se desarrollaron mapas de virtualización de la acción social, que permitieron identificar a cada proyecto según el distrito, el grado de virtualidad y su relación con el COVID-19. Lo que constituye una herramienta para la toma de decisiones. Además, permitió determinar el acceso a la red telefónica e Internet y actualización diaria de los grados de alerta de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE). También facilitaron el diseño de las rutas y el aprovechamiento de los recursos en cuanto a las giras para la entrega de chips telefónicos y materiales a diferentes comunidades.

Por otro lado, se creó la plataforma UCR Global, que hizo más flexible su uso para poblaciones externas a la universidad y cuenta con elementos que permiten, a las personas responsables de los programas y proyectos de Acción Social, crear ambientes virtuales, formativos y socioculturales para lograr una mayor participación y vinculación con los distintos sectores de la sociedad.

RETOS

Para el próximo año y el futuro próximo los retos que enfrenta la Universidad de Costa Rica, tanto a lo interno como a lo externo, son variados y complejos y requerirán del esfuerzo y trabajo de toda la comunidad universitaria para hacerles enfre.

Araya señaló que, en el ámbito externo, sobresale la discusión de proyectos de ley y reformas constitucionales que atentan directamente contra la institucionalidad de las universidades públicas. Entre ellos citó la reforma en la ley de pensiones, que según dijo podría generar la jubilación de cientos de personas funcionarias en el corto plazo.

También está la propuesta de ley de empleo público que pondría en riesgo el régimen académico y el sistema ascenso por méritos que existe en la institución, así como la intención de una reforma constitucional que daría supremacía al artículo 176 de la Constitución Política de la República, de equilibrio financiero, sobre el resto de artículos constitucionales, incluido el artículo 85 que garantiza el financiamiento de la educación superior pública lo que tendría como consecuencia que el financiamiento de la educación superior pública quedaría a discreción del gobierno de turno.

Por otro lado, el CONARE acordó el año 2019 generar una serie de indicadores que permitan valorar la eventual redistribución de los recursos provenientes del FEES para cada universidad pública, discusión que iniciará en el 2021.

A lo interno de la institución, destacó la compleja situación presupuestaria producto del deterioro de las finanzas públicas del Estado costarricense; la situación que vive una importante cantidad de docentes que se encuentran en condición de interinato; la eventual renegociación de la Convención Colectiva de Trabajo a partir del próximo semestre; la necesidad de un fortalecimiento aún mayor del sistema de becas, de forma que coadyuve a evitar el abandono de los estudios universitarios; el fortalecimiento de la presencia de la UCR en la regiones; así como la necesaria revisión de la normativa institucional para adaptarla a eventos inéditos como el que se ha vivido producto de las consecuencias del COVID-19.

Puede ver la presentación completa del informe de labores del rector de transición en el siguiente enlace.