El embajador de Costa Rica en la ONU calificó como "innecesario" y "honeroso" el aumento de la planilla del organismo. (F: MREC)

El Grupo 77 + China, presidido por Palestina, coordinó la propuesta de resolución durante el 2019, que se votó en la Asamblea General de las Naciones Unidas, este martes 14, que autoriza aumentar 16 a 20 los integrantes de la Comisión Consultiva en Asuntos Administrativos y de Presupuesto (ACABQ), un órgano subsidiario de la Asamblea General que asiste a la Quinta Comisión con recomendaciones derivadas de análisis de expertos para los presupuestos y los asuntos administrativos de la ONU.

La Secretaría estableció que el aumento de cuatro miembros en el ACABQ tendría una implicación presupuestaria en la ONU de US$ 1.654.200.00 en 2021.

Aprovechando el inusitado procedimiento, Rusia hizo una enmienda oral, solicitando que se aumentara un miembro más para la región de Europa del Este, con lo cual se aumentaría a 21 el total de miembros del ACABQ lo que tendrá una implicación en el presupuesto de casi dos mil millones de dólares (US$ 1.858.400) en 2021 y de $1.861.000 en el presupuesto 2022, aumento que seguiría aumentando sucesivamente.

El Representante de Costa Rica en la ONU, el embajador Rodrigo Carazo argumentó que “considerando la posición de austeridad del gobierno, Costa Rica votó independientemente del consenso del G-77 del que forma parte, en contra de estas propuestas, que tuvieron amplia mayoría por el apoyo de más de un centenar de países del G-77y fueron adoptadas”.

“Es una organización indispensable y costosa, sin duda; hay que poner atención al gasto, que no debería seguir creciendo año con año sin el debido escrutinio de sus miembros”, observó el embajador Carazo.

La Delegación de Costa Rica fue firme en la decisión que no agradó a los países del Grupo 77. “Es una advertencia de que estaremos atentos al buen uso de los recursos pagados por todos los países para el buen funcionamiento de la Organización”, manifestó Rodrigo Carazo.