Marcos Guimaraes,el brasileño de la iniciativa.
Marcos Guimaraes,el brasileño de la iniciativa.

Más que un acto de simpatía por el país vecino, lo de Guimarães es una suerte de abjuración del seleccionado brasileño.

"Voy a hinchar por Argentina en este Mundial porque Brasil organizó muy mal la competición", explicó y criticó el precio de las entradas, los gastos en estadios y el fútbol "muy lejos del pueblo" que despliegan Neymar y compañía.

Con 18 años, este estudiante de historia ha dado su apoyo a una página de Facebook donde los cariocas alientan por un triunfo argentino en una eventual final ante Brasil el 13 de julio.

Esta convocatoria en la red social reunía 16.200 respaldos hasta el viernes. No es el talento de Messi que los entusiasma, sino un comentario hecho por el alcalde de Río hace un año.

"Si Argentina le gana a Brasil, en la final, me mato", bromeó Eduardo Paes en declaraciones al diario británico The Guardian. "Ya tienen a Messi y al Papa. No pueden tenerlo todo".

Muchos de sus críticos han decidido responderle también con humor, y así fue como creció toda una hinchada virtual por el Apocalipsis deportivo brasileño.

"Vamos juntos, vamos…", invita la página en internet, símbolo peculiar del amplio descontento en Brasil con el gran costo del Mundial en un país con enormes problemas de servicios públicos.