Imagen: Organización Mar Viva.14.800 pescadores artesanales ven en peligro su sustento con la reactivación de la pesca de arrastre.

La Asociación de pescadores artesanales, fileteadores, armadores afines de Puntarenas, Asociación náutica de Tamarindo, Asociación Red del Golfo y la Asociación de pescadores artesanales turísticos, buzos y afines de Playa del Coco y la Cámara de Pescadores Armadores Actividades Afines de Guanacaste, son parte de las voces que piden a los diputados y las diputadas no aprobar el expediente 21478, el cual pretende reactivar la pesca de arrastre en nuestro país. Paralelamente, solicitaron al presidente Carlos Alvarado que les reciba y que vete la iniciativa.

La Asociación de pescadores artesanales, fileteadores, armadores afines de Puntarenas, señala en su carta del 12 de agosto: “lamentamos mucho que un grupo de diputados y diputadas, que se hacen llamar defensores de nuestro sector y son oriundos de las comunidades costeras del país, nos han dado la espalda al promover un proyecto que nos perjudicará de forma grave”.

Agregan que “las soluciones para el sector pesquero tienen que ser integrales, y la pesca de camarón con redes de arrastre beneficiaría por un corto tiempo a unos pocos, pero nos perjudicaría a la gran mayoría, generando daños ambientales irreparables y agravando la situación social y económica que la provincia ha vivido durante muchos años”.

La Cámara de Pescadores Armadores Actividades Afines de Guanacaste señala en su manifiesto que desde que se prohibió la pesca de arrastre, “se ha visibilizado una recuperación de la biomasa de peces de interés comercial para las familias tanto de los pescadores artesanales, como de los pescadores turísticos, lo que ha permitido que las familias que dependen de la pesca directamente, tengan mejores ingresos, y por ende exista mejor oportunidad para que las riquezas del mar sean distribuidas”.

Además, el sector pesquero artesanal de Guanacaste y Puntarenas extendieron una petición a los sectores comerciales costeros, turísticos, gobiernos locales de la zona, universidades y a las organizaciones sociales a las que instaron “a solidarizarse con esta petición y manifestarse en contra de la pesca de arrastre”.

En apoyo a al menos 15.000 pescadores artesanales y turísticos, quienes también se han visto fuertemente afectados por la pandemia, Fundación MarViva se solidarizó y urgió a los diputados y las diputadas y al presidente de la República a escuchar sus voces.

“Nos solidarizamos también con el ruego de los pescadores de Puntarenas para que se rechace la reactivación de la pesca de arrastre y que se desarrollen alternativas productivas sostenibles que generen un real bienestar y progreso para todas las personas pescadoras y camaroneras.

Asimismo, hacemos un llamado a la ciudadanía para que sumen su firma a la petición “No a la reinstauración de la pesca de arrastre en Costa Rica” en la plataforma change.org, en apoyo a los miles de pescadores que se verían afectados y sus familias.