El éxito de la selección, que logró clasificar en el segundo lugar con 18 puntos, consistió en "confiar, más que en las estrategias, en la funcionalidad de los jugadores. Ellos se dieron cuenta de eso y lo aprendieron y es lo más hermoso que ha dejado este proceso", dijo el técnico Jorge Luis Pinto.

"Lo que hicimos hoy tenemos que hacerlo en el Mundial", agregó el técnico.

Costa Rica fue superior y lo hizo frente a un equipo mexicano que, aunque no es la potencia futbolística de otros momentos, dio batalla y no se doblegó aún en los momentos más angustiosos en lo que veía alejarse la posibilidad del Mundial.

Bryan Ruiz en el minuto 27 y Alvaro Saborío en el 63 pusieron los dos goles que le dieron la victoria a Costa Rica, mientras que el azteca Oribe Peralta descontó para su país.

La fiesta futbolera tuvo lugar en un Estadio Nacional en que no cabía una persona más y en cuyas graderías destilaba el entusiasmo.

Costa Rica, ya clasificada, sólo buscaba cerrar la hexagonal con pundonor y las promesas del técnico y de los jugadores de entregarlo todo en la cancha, se cumplió con creces.

Pese a caer ante Costa Rica, México logró agónicamente el cuarto lugar de la hexagonal, debido a que Panamá no pudo sostener el 2-1 frente a Estados Unidos en los últimos minutos del encuentro y terminó perdiendo 3-2. De lo contrario, el repechaje hubiera sido para los canaleros.

"Definitivamente creo que le podemos ganar a Nueva Zelanda, estoy completamente confiado en ese sentido, sabemos que tenemos gente capaz que a lo mejor está viviendo un momento complicado pero confiamos en toda la gente y sentimos que vamos a avanzar", aseguró el técnico mexicano Víctor Vucetich en conferencia de prensa, tras el encuentro.

Tras la última jornada de la hexagonal, los clasificados directos al Mundial son Estados Unidos con 22 puntos, Costa Rica (18) y Honduras (15) y México deberá esperar a noviembre para saber si se suma esta lista.