Foto ilustrativa.

La decisión fue adoptada por la mayoría de los legisladores de dicha comisión por considerar que la iniciativa estaba en contraposición de un fallo de la Sala Constitucional y de una orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

El diputado Enrique Sánchez (PAC), miembro de dicha comisión, explicó que la intención del proyecto de ley era establecer una serie de diferenciaciones discriminatoria para las parejas del mismo sexo.

Entre otras disposiciones impedía la adopción de menores por parte de las parejas homosexuales y el otorgamiento obligatorio de pensión en caso de separación.

En agosto del año pasado, la Sala IV declaró inconstitucional el inciso 6, artículo 14, del Código de Familia, que únicamente reconocía el matrimonio entre un hombre y una mujer.

El antecedente de dicha sentencia fue la respuesta de la Corte IDH, en enero de 2018, a una consultada planteada por el gobierno de Costa Rica sobre el tema del matrimonio homosexual, en la que ordena que el Estado garantice tal derecho a sus ciudadanos.

La Sala IV ordenó a los diputados dictar un marco regulatorio para el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero aclaró que, de no cumplirse esta disposición en un plazo de 18 meses, el Poder Ejecutivo debe proceder a inscribir los matrimonios que se efectúen y a reconocer todos los efectos legales de tales uniones.