Imagen: Foto Reuters. La jueza Maria Lepenioti anuncia las sentencias en el juicio a líderes y miembros del partido neonazi Amanecer Dorado, declarado organización criminal por un tribunal, en Atenas, Grecia, el 14 de octubre de 2020. © Alkis Konstantinidis / Reuters.

Esta formación política llegó a ser el tercer partido con más representación parlamentaria en Grecia en el peor momento de la crisis económica. La Justicia considera que son una organización criminal y hasta ha implicado a uno de sus miembros en el asesinato de un rapero antifascista.

El tribunal de Atenas impuso prácticamente la pena máxima por pertenencia a banda criminal a su líder, Nikos Michaloliakos y a otros cinco exparlamentarios de la formación.

El juicio histórico contra la cúpula del partido comenzó hace cinco años y buscaba perseguir los numerosos delitos de odio y lesiones a reconocidos personajes de la izquierda griega.

Amanecer Dorado es un partido político que ahonda sus raíces en un grupo neonazi a principios de los 80 pero que tras la llegada de la crisis financiera de 2008, su fuerza y apoyo aumentó entre la población. llegó a obtener el 7% de los votos totales, convirtiéndose en la tercera fuerza del dividido hemiciclo.

La crisis de la deuda griega provocó la ruptura total del sistema político, extremando a izquierda y derecha las preferencias de voto de los ciudadanos y cayendo hasta casi la irrelevancia los porcentajes de voto de las formaciones moderadas tradicionales.

"La sentencia de hoy de la organización neonazi demuestra la resistencia de nuestra democracia y el estado de derecho", dijo el primer ministro conservador Kyriakos Mitsotakis, en un tuit el 14 de octubre por la noche. “Este veredicto marca el final de un período traumático en la historia de Grecia. Juntos avanzamos con este capítulo cerrado”.

ATAQUES A MIGRANTES, LÍDERES DE IZQUIERDA Y UN ASESINATO

Además de los seis líderes, otros 11 miembros fueron condenados a entre cinco y siete años también por participación en una organización criminal. Además, el tribunal condenó a cadena perpetua a Yiorgos Roupakias por el asesinato de un rapero antifascista en 2013. Roupakias recibió 10 años más de cárcel por pertenecer a un grupo criminal.

Precisamente este caso de asesinato fue el que despertó las solicitudes de investigación a la formación ultraderechista.

Además del cargo de asesinato, se acusa a la formación de orquestar una serie de ataques a migrantes y militantes de izquierda. Durante las investigaciones, la policía helena encontró numerosas armas y banderas nazis en los apartamentos de los acusados. De estos ataques, la mayoría perpetrados en Atenas, resultaron decenas de denuncias por lesiones graves.

La semana pasada ya fueron acusados de pertenencia a organización criminal hasta 57 miembros del partido, pero tras una semana de apelaciones las condenas individuales fueron anunciadas. Ahora se abre otro periodo en el que se podría corregir la duración de algunas de las sentencias, pero todo hace indicar que los miembros condenados serán detenidos.

Estas sentencias fueron elogiadas por diversos miembros de todos los partidos políticos griegos y por asociaciones de derechos humanos como Human Rights Watch.