“La indiferencia también es violencia” es el nombre de la campaña que fue presentada a la prensa por la Defensora de los Habitantes, Monserrat Solano.

“Hoy la Defensoría insta a reconocer que la indiferencia hacia esta realidad contribuye a incrementar las manifestaciones de maltrato, irrespeto y menosprecio; son formas de la violencia que experimentan las personas adultas mayores desde la intimidad del hogar hasta el ámbito de atención en la institucionalidad pública”, manifestó la funcionaria.

Según datos del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam), en lo que va de 2017 se han atendido 854 casos de violencia contra personas adultas mayores en el país.

Asimismo, de enero a setiembre, el Sistema de Emergencias 911 registró 3.877 reportes de agresiones relacionados con personas adultas mayores: un total de 1.383 por violencia psicológica intrafamiliar y 1.571 por violencia física intrafamiliar. Además, destacan 196 casos de abuso patrimonial.

La Defensoría destacó que la población adulta mayor en Costa Rica asciende a 440.799 y se proyecta que para 2050 esa cifra se elevará a más de 1.262.000.

“De ahí que la Defensoría considera indispensable y urgente la adopción de medidas que sensibilicen a las y los habitantes sobre el goce efectivo de los derechos humanos de esta población; y la necesidad de erradicar la indiferencia ante la violencia que sufren”, apunta un comunicado de la institución.

Esto impone atentos a ciertos actos que si bien no son tan visibles, indudablemente conllevan a situaciones de discriminación y violación de derechos fundamentales, que debemos entrever con el fin de que la indiferencia no sea una práctica socialmente aceptada, sino rechazada como una cuestión de derechos humanos.

Para la campaña, se realizó un experimento social que consistió en registrar la reacción de las personas ante situaciones de violencia verbal en contra de personas adultas mayores. Estas situaciones, que fueron simuladas, y las reacciones del público se grabaron en video en el Mall San Pedro.

El experimento se llevó a cabo en tres ocasiones distintas y solo una persona, en cada ocasión, manifestó su malestar por lo que estaba ocurriendo, lo que refleja nuestro escaso compromiso con la defensa de los derechos de las personas mayores.

Para la grabación de los videos y el diseño de la campaña, la Defensoría contó con el apoyo de la Agencia publicitaria La Tres, que donó su trabajo profesional.

La campaña será divulgada en las redes sociales de la Defensoría: Twitter (defensoriacr), Facebook (Defensoría de los Habitantes de la República de Costa Rica), e Instagram (defensoria_cr). Asimismo, se contará con el apoyo de Cines Magaly que transmitirá los videos en su sala de cine, previo a la puesta en escena de las películas.