La presidenta Laura Chinchilla se desmarcó de las presuntas irregularidades cometidas con fondos de la pasada campaña del Partido Liberación Nacional (PLN) y que involucran al diputado por San José Oscar Alfaro, según una denuncia ventilada el martes por el diario La Nación.

"Mi campaña se rigió por un estricto código de ética", afirmó la mandataria tras aclarar que la campaña electoral del PLN se manejó de manera descentralizada y que los hechos denunciados no tienen relación con el comando central de su campaña.

Quienes estén involucrados en la investigación "deben dar las explicaciones del caso", declaró Chinchilla.

Según el diario, dos funcionarios del ahora diputado Oscar Alfaro cambiaron 42 cheques por un total de 22,5 millones de colones, que habían sido emitidos a favor de varias personas que supuestamente brindaron servicios de transportes al PLN durante la campaña.

Dos de esos empleados, Ericka Piedra y José Roberto Sibaja, aseguraron que fueron a cambiar estos cheques al Banco de Costa Rica siguiendo instrucciones precisas de su jefe, el entonces candidato a diputado del PLN por la provincia de San José.

La denuncia fue interpuesta ante el Ministerio Público por un simpatizante del Partido Movimiento Libertario, quien argumenta que las firmas de endoso en los cheques por parte de los supuestos transportistas son falsas.