En la denuncia contra Alvarado Ugarte se señala abandono del trabajo en reiteradas ocasiones y un total acumulado de 1.730 días hábiles de ausencia a lo largo de varios años, de acuerdo con lo documentado por los abogados litigantes Federico Piedra y Juan José Navarro.

Este tiempo laboral pagado por la Universidad Nacional lo utilizó para realizar trabajos privados para organizaciones extranjeras fuera de nuestro país, señalan los denunciantes.

El rector Alberto Salom, de la UNA, aclaró que los hechos por los que se denuncia al funcionario habrían ocurrido antes de que fuera designado como Vicerrector Adjunto y de los cuales, él no tenía conocimiento cuando lo nombró en el cargo.

En declaraciones al diario CRHoy, el rector Salom alegó que “no es justo que la gestión se vea empañada por un proceso que se inicia ahora, pero que se trata de acusaciones hechas por presuntas faltas en las que habría incurrido antes de ser vicerrector y que yo desconocía. Si las hubiera conocido, no lo nombro”, aseguró.

Salom aclaró que la separación del cargo de vicerrector la tomó en conjunto con la Rectora Adjunta, Luz Emilia Flores, para que el funcionario pudiera atender su defensa e impedir que esta situación afecte el desempeño de la Universidad.

La denuncia fue presentada ante la Rectoría de la UNA en marzo 2016, ocasión en la que la desestimó y la archivó y volvió a ser presentada en agosto del año anterior, a partir de esa fecha inicia la investigación que desestimó 26 casos y resolvió dar curso a 30 de los casos expuestos en la denuncia. El documento de la denuncia puntualiza fechas, destinos y productos realizados por Alvarado Ugarte, utilizando tiempo laboral pagado por la UNA. Varios de los documentos producidos por el acusado, son de acceso público.