Dos problemas que se mantienen con bajo perfil en la agenda nacional pero que el número de casos va en aumento y requieren la intervención de las autoridades.

La jerarca del PANI, señaló que el enfoque que se debe dar a este problema es el de la violencia hacia los menores de edad de ambos sexos, “ya que es difícil hacer diferencias debido a que ambos géneros sufren este flagelo”.

Herrera puntualizó ante las diputadas que en los últimos años el PANI ha invertido en promedio mil millones de colones anuales en campañas educativas para prevenir la violencia en sus diferentes formas.

Ante la consulta de algunas diputadas sobre la manera de disminuir las agresiones en contra de las niñas y adolescentes y si se requiere que se incrementen las penas en contra de los agresores, la ejecutiva del PANI no descartó esta propuesta pero señaló que “no es solo una cuestión de subir las penas sino que el país requiere realizar reformas culturales profundas”.

La funcionaria lamentó que, por ejemplo, una familia permita que una menor de 14 años de edad mantenga una relación de pareja con un hombre de 30, que le duplica en edad y a pesar de que este tipo de conductas “son penadas por la Ley de Relaciones Impropias”.

“La forma en que se podría cambiar el patrón cultural no es solo aumentando las penas, se requiere de la formación en valores a través de la educación. Los cambios culturales no se logran solo con la represión, hace falta un cambio cultural profundo”, argumentó Herrera.

Por esta razón, agregó, el PANI se está enfocando en dar capacitaciones a la ciudadanía en diferentes temas como por ejemplo, la masculinidad para la igualdad y la no violencia.

Desde hace años, el PANI y el Hospital Nacional de Niños están advirtiendo sobre el aumento de la violencia contra la niñez y los adolescentes en nuestro país. Han lanzado campañas de prevención y de apoyo a los menores para denunciar situaciones de abuso o violencia.

En esta ocasión, el PANI buscó el apoyo de las diputadas que integran la Comisión legislativa Especial de la Mujer para lograr avances en el marco legal y el apoyo para impulsar cambios en los contenidos de los programas escolares.