Las diferentes fracciones en la Asamblea Legislativa consensuaron el texto definitivo del contrato y, según manifestaron los jefes de fracción, existe disposición general para votar el proyecto en primer debate, posiblemente este martes.

El gobierno del presidente Luis Guillermo Solís forzó la agilización de este proyecto tras retirar otras 16 iniciativas de ley que había incluido en la agenda legislativa, por hallarnos en el periodo de sesiones extraordinarias en que el Poder Ejecutivo tiene tal prerrogativa.

La ampliación de la carretera a Limón a cuatro carriles es un proyecto que inició en la anterior administración, de la ex presidenta Laura Chinchilla. No obstante, el actual gobierno pidió a los diputados una prórroga para tratar de renegociar con China varios aspectos del contrato que resultaban contrarios a los intereses nacionales.

Ese proceso ya se completó y las autoridades de Pekín aceptaron básicamente todas las propuestas de Costa Rica.

Las obras tendrán un costo de 465 millones de dólares y el 85% de ese monto serán financiado por el banco estatal chino, en tanto que el 15% restante será costeado por el gobierno con fondos propios.

Los trabajos para la ampliación de la carretera arrancarían este mismo año.