Además, dos niñas de 6 meses y 3 años sufrieron lesiones pero lograron sobrevivir al ataque y están en buen estado de salud en un hospital local, detalló a la prensa el ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata.

Las víctimas mortales, que no fueron identificadas por sus nombres, son los dos miembros de la pareja, una adolescente y dos niños de 5 y 3 años.

Los hechos ocurrieron en Matapalo de Santa Cruz, en Guanacaste, donde causaron estupor a los vecinos, pues se trata de un pueblo tranquilo.

"Es un hecho muy lamentable", expresó el ministro quien señaló que un nicaragüense que convivía con la familia, a quien la Policía busca intensivamente, es el principal sospechoso de la masacre.

El crimen habría sido perpetrado la madrugada del lunes, pero el hallazgo de los cuerpos se produjo este martes luego de que vecinos de la zona alertaron sobre una situación anómala en la vivienda.

Mata dijo que las autoridades manejan la hipótesis de que el móvil del crimen no fue el robo, sino algún otro tipo de situación "que por el momento no podemos adelantar".

El ministro afirmó que ha ordenado un amplio despliegue policial en la zona y que se ha alertado también a las autoridades de Nicaragua ante la posibilidad de que el sospechoso haya cruzado la frontera.