El “2015 ha sido un año de electricidad totalmente amigable con el ambiente para Costa Rica. Según los datos del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), durante enero, febrero y lo que va de marzo, ha sido innecesario el uso de hidrocarburos para alimentar la red del país”, señaló el ICE en un comunicado.

Esto ha sido posible porque las condiciones lluviosas durante las primeras semanas del año mantuvieron los embalses de Arenal, Cachí, La Angostura y Pirrís en niveles por encima de los esperados por la institución.

“Estas cuatro plantas, con sus embalses de regulación estacionales y de reserva de seguridad, más las otras plantas hidroeléctricas, conforman el brazo más fuerte de producción costarricense. Luego, le siguen los desarrollos geotérmicos, los eólicos, la biomasa y la solar, que completan el 100% de la matriz renovable”, indicó el ICE.

La empresa adelantó que bajo estas condiciones y considerando las reservas de agua con que actualmente cuenta el país, “se estima que en el segundo trimestre del año seguirá la tendencia a la baja en las tarifas para todos los consumidores”.

La ARESEP, indicó el ICE, “ha hablado de hasta un 15% de reducción.