La CNE anunció que se mantiene la alerta amarilla ante la actividad freática abundante y una sismicidad muy dinámica que registra el volcán, lo que, aunque no es posible prever el momento, hace pensar que podrían registrarse otros eventos. Las últimas erupciones ocurrieron el viernes de la semana pasada.

Las autoridades han sugerido a la población que retornen a las actividades normales en varias de las poblaciones afectadas por medidas especiales durante la semana anterior, con estricto apego a las instrucciones de los organismos de socorro.

El presidente Luis Guillermo Solís, por su parte, suspendió el sábado su gira a Europa prevista para esta semana ante la incertidumbre que le genera la imposibilidad de prever la ocurrencia de un evento de mayor magnitud. Solís prefirió quedarse en el país, dijo.

Sobre la reapertura de los centros educativos la ministra del MEP, Sonia Marta Mora dijo que “este fin de semana nos hemos mantenido en contacto con la Comisión Nacional de Emergencias para –a partir de su criterio- tomar las decisiones y establecer los lineamientos en los centros educativos afectados por las erupciones del volcán Turrialba” señaló.

La ministra aseguró que de acuerdo al criterio de los expertos “se reabren las puertas de 16 centros educativos que ya se encuentran fuera de peligro. Sin embargo, por prudencia y precaución, 4 escuelas van a permanecer cerradas al encontrarse en la zona que la CNE ha considerado de afectación directa”.

Los centros educativos que permanecerán cerrados son las escuelas Sitio las Abras, la Reunión, el Volcán y las Virtudes, informó.

La ministra Mora agregó que “cada centro educativo cuenta con un plan de gestión de riesgo y con protocolos que han sido activados. Mantendremos una comunicación fluida con cada Dirección Regional para determinar si estos protocolos cambian en las próximas horas”.

Para dar mayor tranquilidad a los padres de familia, la titular de educación pública hizo ver que no se va a caer en ninguna imprudencia: “quisiera aclarar que para nosotros es tan importante la seguridad de nuestros niños y niñas como el proceso de aprendizaje. Por esta razón, hemos tomado medidas preventivas para que estos estudiantes no se atrasen y sigan avanzando en los programas de estudios correspondientes” pero sin exponerse a ningún peligro.

El ambiente en la zona aledaña al cráter del volcán fue calificada de tensa calma por la CNE debido a que si bien no se presentan erupciones desde el viernes anterior y la actividad exhalativa ha sido baja, los equipos especializados y los expertos dan cuenta de que en el interior del volcán se registra una intensa actividad sísmica de baja intensidad pero constante.