La medida busca incrementar las reservas de sangre para satisfacer la demanda habitual y extraordinaria durante la alerta sanitaria por el coronavirus (COVID-19) que enfrenta el país.

Durante el fin de semana anterior, 185 personas respondieron al llamado a donar en las instalaciones del Banco Nacional de Sangre, en San José, lo que permitió cubrir la demanda inmediata.

El director del Banco de Sangre, Carlos Andrés Villegas, se mostró satisfecho con la respuesta de la población durante el sábado y domingo anteriores porque “cuanto mayor sea la respuesta de las personas que generosamente se acercan a donar este tejido vital, mayores serán las posibilidades de mantener adecuadas las reservas de sangre de todos los tipos”.

La suspensión de las jornadas de donación programadas en los próximos días en instituciones, empresas y comunidades, debido a la restricción de la movilidad de la población y la reducción significativa de personas que se acercan a donar, están produciendo una merma significativa en los bancos de sangre de los hospitales.

Villegas aseguró que el riesgo a que disminuya la capacidad de abastecer se revierte si se mantiene una dinámica de donación permanente. Por lo que debido a la emergencia sanitaria, el Banco de Sangre ubicado al costado sur de la iglesia católica en Zapote permanecerá abierto durante los sábados de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. y domingos de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., para adecuar el horario a las personas que por su jornada de trabajo, no llegan a tiempo para donar en el horario ordinario.

Para quienes tengan disponibilidad y quieran sumarse a este acto de solidaridad y efectuar su donación voluntaria entre semana, el horario es de lunes a jueves de 7:00 a.m. a 3:30 p.m y viernes de 7:00 a.m. a 3:00 p.m.

Las personas interesadas en donar sangre deben tener en cuenta los siguientes requisitos:

  • Tener el deseo de ayudar a otras personas de manera voluntaria.
  • Si ha estado resfriado o con síntomas como fiebre, tos, estornudos o malestar general debe esperar para donar 14 días después de la recuperación.
  • Presentar cédula de identidad nacional o de residencia.
  • Gozar de un buen estado de salud.
  • Edad: 18-65 años.
  • Peso: Más de 50 kilos.
  • Estatura: Más de 1.50 metros
  • Ingerir un desayuno liviano: frutas, galletas, pan, mermeladas o jaleas, café o té sin leche.
  • No consumir grasas ni lácteos.
  • Si comió algo pesado, debe esperar de dos a tres horas después de la comida para donar.
  • No se debe ir en ayunas.

La estrategia de captaciones sanguíneas en horario ampliado se mantendrá, en tanto permanezca la alerta sanitaria en el país y se logren restablecer con normalidad las jornadas de donación programadas en empresas e instituciones, así como las visitas de donación voluntaria en distintas comunidades de todo el país.

Un total de 185 donantes fueron atendidos en las instalaciones del Banco Nacional de Sangre, el fin de semana anterior, como parte de una estrategia que busca incrementar las reservas de sangre para satisfacer la demanda habitual y extraordinaria que se presente en los centros médicos, durante la alerta sanitaria por COVID-19 que enfrenta el país.