Sepúlveda, quien había sido diagnosticado con la infección a finales de febrero, estaba internado en en el Hospital Universitario Central de Asturias, en el norte de España.

El escritor de 70 años comenzó a mostrar los síntomas el pasado 25 de febrero, después de regresar de un festival literario celebrado en Oporto, una ciudad del norte de Portugal, según informó en su momento la Dirección General de Salud de Portugal (DGS).

El gobierno regional de Asturias, la comunidad española en la que residía el escritor, lo había reportado como el primer caso de coronavirus de esa comunidad autónoma, el sábado 29 de febrero.

Activismo político

Desde joven Sepúlveda se involucró en el activismo político, formando parte de las juventudes comunistas y socialistas chilenas.

Fue uno de muchos autores de izquierda, activistas e intelectuales que apoyaron el gobierno socialista de Salvador Allende (1970-1973).

Tras el golpe militar de Augusto Pinochet, fue arrestado y encarcelado durante dos años y medio. Después de su liberación, mediada por Amnistía Internacional, salió de Chile al exilio.

Sepúlveda escribió novelas y crónicas que destacaban por su humor sencillo y las representaciones de la vida en América Latina. Su obra fue traducida a múltiples idiomas.

Según el medio chileno La Tercera, "en su obra de vocación popular resuenan las heridas del pasado, las violaciones a los derechos humanos y la conciencia ecológica".

Escribió más de 20 novelas, entre las que destacan Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar y Un viejo que leía novelas de amor.

Ambas creaciones fueron adaptadas para el cine.

Fue reconocido además por haber fundado el Salón del Libro Iberoamericano.

Deterioro

 

El estado de salud del escritor se fue deteriorando en las últimas semanas al no responder a los tratamientos sucesivos ni a los antibióticos y haber sumado a la neumonía inicial otras patologías y problemas asociados a distintos órganos vitales, según fuentes sanitarias citadas por la agencia EFE.

Cuando se confirmó el diagnóstico de coronavirus, se informó que Sepúlveda estaba estable y que su esposa, la poeta Carmen Yáñez, presentaba los mismos síntomas.

Yáñez posteriormente dio un diagnóstico negativo.

Las autoridades portuguesas se comunicaron con todas las personas que tuvieron contacto con Sepúlveda dentro del festival literario Correntes d'Escritas, para darles a conocer la situación.

Su deceso fue dado a conocer en un comunicado difundido por su familia en el que también agradecieron la atención y dedicación del personal de hospital.