Consideramos que el mejor homenaje que le podemos hacer es conocer su obra y, sobre todo, seguir su ejemplo.  Compartimos un texto en el que denuncia a la  “Mamita Yunai” y celebra el primer 25 de diciembre pagado por la ley. 

En Costa Rica, tenemos grandes modelos de luchadoras y luchadores.  ¡No nos olvidemos!  ¡En estos momentos, en que reina el cinismo y el desparpajo son nuestras luces!

Felices Pascuas y Año Nuevo

Por Carmen Lyra

“La Compañía Bananera de Costa Rica y la United Fruit Co, saludan a sus clientes, amigos y al pueblo costarricense deseándoles PAZ, BIENESTAR Y PROPERIDAD en 1944, haciendo votos sinceros por la continuación de sus normas democráticas, que van a la vanguardia de la civilización”.

La anterior leyenda la puede encontrar el lector, en estos días,  ocupando páginas enteras de nuestros diarios, a grandes letras.   Y precisamente cuando acababa de leer yo estos buenos deseos de la Yunai, hacia nuestro pueblo, vi a un compañero que era conducido al Hospital San Juan de Dios.  Era un hombre aniquilado por el paludismo, casi no podía sostenerse en sus piernas y el recuento de glóbulos hecho en un laboratorio, decía que su sangre apenas contaba con un millón de glóbulos rojos, siendo así que el individuo sano cuenta con 4  millones.  Con voz agonizante nos dijo que venía arrastrándose de la región bananera del Pacífico, dejando tras sí en el desamparo a su mujer y a sus hijitos.

Uno de tantos, una de las gotas de la gran corriente de palúdicos que la Compañía nos manda, corriente que desemboca en nuestros hospitales.

¡PAZ! ¡BIENESTAR! ¡PROSPERIDAD!  Eso desea al pueblo de Costa Rica la United Fruit Co. ¿Cuál de los abogados criollos al servicio de la Bananera, redactaría  esas frases, tras de las cuales está la realidad de la vida mísera que hacen los trabajadores de la bananera?

¡PAZ! ¡BIENESTAR! ¡PROSPERIDAD! Y en el Hospital, centenares de individuos venidos de la zona del Pacífico,  no tienen ni valor de abrir los ojos y la sangre que corre por sus venas apenas si cuenta con UN MILLÓN de glóbulos rojos.

La United hace votos sinceros por la continuación de nuestras normas democráticas.  Pero lo cierto es que le ha hecho la guerra, abierta o solapadamente, a la Legislación Social del Presidente Calderón Guardia,   legislación que trata de que la democracia no sea solo privilegio de los adinerados sino también de todos los trabajadores. ¿Cómo puede hablar de democracia una Compañía que  niega vida decente a los trabajadores y en cuyos dominios se cuentan por centenares los anémicos cuya sangre apenas si cuenta UN MILLON  de glóbulos rojos? ¿Votos sinceros por nuestra democracia, mientras niega el cedazo a los peones de los bananales y envuelve en papel celofán los racimos que va a exportar, racimos que se volverán dólares en los Estados Unidos? ¡Votos sinceros por la continuación de nuestras normas democráticas, y sus abogados criollos cocinando aquel Reglamento Interno de Trabajo que es un embudo con lo ancho para la Yunai y lo angosto para el pueblo al que desea en páginas enteras de los diarios Felices Pascuas y Año Nuevo!  ¡Que se la crea pizote como dice nuestro pueblo!  ¡Obras son amores y no buenas razones, mamita Yunai!

25 DE DICIEMBRE, DIA FERIADO.

En el Capítulo Tercero del Código de Trabajo, la Sección I está dedicada a explicar lo referente a los días feriados con goce de sueldo.  Encontramos allí que el 25 de diciembre es uno de esos días feriados.  También los el Primero de Enero, Día de Año Nuevo.

Antes solo los patrones buen corazón daban feriado a sus trabajadores el  Día de Navidad y el Día de Año Nuevo.  Ahora todos los patrones, quieran o no, tienen que pagarlo aunque sus obreros y sus peones  se queden descansando en su casa.  Antes era cuestión de buen corazón, una gracia de los patrones, una especie de aguinaldo.  Ahora es un derecho adquirido de los trabajadores.  El Código de Trabajo considera que es un derecho del obrero y del peón, descansar el 25 de diciembre.  Por primera vez en la Historia de Costa Rica, los trabajadores de la ciudad y del campo pensarán: esta noche es Nochebuena y mañana no tendré que ir a trabajar; será un día feriado con goce de mi salario.  Es verdad que en algunos lugares, más de un patrón egoísta, de esos que piensan que todo eso de los días feriados y de las vacaciones pagadas es pura vagabundería y tonterías comunistas, encontrarán el modo de burlar la ley y no pagarán el 25 de diciembre a sus trabajadores.  Pero de todas maneras ya es un principio y llegará el tiempo en que la gente se extrañará de que hubiera quienes se opusieran  a que los obreros del campo y la ciudad gozaran de días feriados y de vacaciones pagadas, como hay patrones que piensan que la gente pobre puede tener por casa un cartón untado de barro, contentarse con arroz y frijoles de mala calidad cocinados sin manteca y que los automóviles no se hicieron sino para los ricos.

Tomado del periódico Trabajo, No.571, 24 de diciembre de 1943, p.1 y 4.

Isabel Ducca D.