Un diario nacional informó este jueves que, durante los últimos días, aparecieron rótulos con mensajes amenazantes y discriminatorios contra la población LGBTI y contra el trabajo que realiza la oficina de Diversidad Sexual de la alcaldía.

“Claramente estamos frente a hechos de discriminación, fundamentados en un discurso de odio contra un sector de la población costarricense que no se deben tolerar y enfrentar con indiferencia”, manifiesta el escrito de los legisladores oficialistas.

“El Estado costarricense debe sentar responsabilidades legales ante mensajes de esta naturaleza, que busquen detener el trabajo de formación, concientización y acompañamiento que realiza este ayuntamiento en materia de Derechos Humanos”, agrega el documento, suscrito por los diputados(as) Marco Vinicio Redondo, Franklin Corella, Marcela Guerrero, Emilia Molina, Laura Garro y Epsy Campbell.

Los legisladores pidieron también al fiscal un pronunciamiento sobre el marco legal que posee el país para afrontar las manifestaciones homofóbicas y crímenes de odio por concepto de orientación sexual e identidad de género. “Dicho documento permitiría la construcción colectiva de proyectos de ley que sean necesarios, en caso de hallar vacíos relevantes en la materia”, señala.

 “En las últimas semanas se han presentado amenazas homofóbicas en el país. Esto nos genera preocupación, porque individuos o grupos organizados podrían, eventualmente, realizar otro tipo de acciones violentas que atenten contra la seguridad o la vida de un sector de la sociedad costarricense”, indicó el diputa