Bolivia recibió las disculpas de España, Francia, Italia y Portugal por la negativa de esos países a permitir el sobrevuelo del avión del presidente Evo Morales, hace dos semanas. Así lo informó ayer el canciller boliviano David Choquehuanca. “No sólo España ha hecho llegar una nota verbal donde ofrecen disculpas, sino también Portugal. También Italia con notas explicativas”, puntualizó Choquehuanca que, igualmente, consideró que esas naciones deberían reparar el daño causado a Morales. El canciller boliviano dijo que las disculpas y los comunicados serán consideradas en el consejo de ministros, que se reúne habitualmente los miércoles de madrugada.

El pasado viernes, durante la cumbre que los países del Mercosur mantuvieron en Montevideo, el bloque decidió retirar a sus embajadores de esos cuatro países europeos en tanto no repararan el daño e identificaran a los responsables, explicó Choquehuanca. El jefe de la diplomacia boliviana explicó que, de igual forma, los embajadores bolivianos en España, Carmen Almendras (concurrente en Portugal); en Francia, Jean-Paul Guevara, y en Italia, Antolin Ayaviri, están en viaje de retorno, de acuerdo con la decisión del bloque sudamericano.

El pasado 2 de julio, el avión presidencial de Bolivia, un jet ejecutivo Falcon Dessault, retornaba de Moscú tras un viaje oficial de Morales. El trayecto fue interrumpido por la cancelación del permiso de sobrevuelo por Francia y el avión debió aterrizar en Viena a la espera de un nuevo plan de vuelo que, finalmente, se ejecutó el 3 de julio luego de 14 horas. Según el canciller boliviano, el viaje de Morales tenía todos los permisos de sobrevuelo desde que comenzó el periplo, el 29 de junio.

Choquehuanca había atribuido el incidente aéreo a sospechas infundadas de que el avión boliviano transportaba al ex agente de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden, reclamado por Washington por develar secretos de espionaje. “Necesitamos saber por qué Portugal ha cancelado el permiso de sobrevuelo faltando 23 o 24 horas. Tenemos una comunicación de Francia, pero Francia no sólo tiene que pedir disculpas, tiene que identificar a los responsables, y castigar ejemplarmente para que estos hechos no vuelvan a suceder”, explicó Choquehuanca.

El lunes, el embajador de España en La Paz, Angel Vázquez, había dicho que Madrid lamentaba las molestias que sorteó Morales, especialmente por la actitud del embajador español en Austria, Alberto Carnero. España negó en todo momento que hubiera cerrado su espacio aéreo al avión de Morales, pero Bolivia denunció que Carnero intentó persuadir al presidente de que permitiera revisar el aparato como condición para habilitar el vuelo. Francia fue el primer país en pedir disculpas por el incidente, cuando expresó “las disculpas por el contratiempo ocasionado al presidente Evo Morales, al demorar la confirmación de la autorización de sobrevuelo del territorio francés por el avión del presidente boliviano”.

Italia, según el ministro boliviano de Defensa, Rubén Saavedra, quien viajaba con el presidente, negó el sobrevuelo cuando el aparato estaba en Viena en busca de un nuevo plan. Por eso, las notas de disculpas que hasta ayer llegaron al Ministerio boliviano de Relaciones Exteriores serán analizadas mañana por el Consejo de Ministros de Morales, anticipó Choquehuanca.

A propósito de la decisión del bloque sudamericano, Venezuela informó ayer que entregó ya a los representantes diplomáticos de España, Francia, Italia y Portugal la nota de protesta que decidió el Mercosur para manifestar su más firme rechazo e indignación por la acción contra el avión de Morales. Como Caracas tiene la presidencia pro témpore del bloque, fue la encargada de entregar las notas, que señala que tras las correspondientes explicaciones y disculpas públicas, se continúe en la senda de la cooperación bilateral, birregional y multilateral con Europa.

De hecho, el gobierno venezolano llamó a consultas a sus embajadores en España, Italia, Francia y Portugal en protesta por el incidente con Morales. Las autoridades bolivarianas también convocaron a los representantes español, italiano, francés y portugués en Caracas.

El ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, informó en rueda de prensa de estas medidas y las enmarcó dentro de las decisiones tomadas la semana pasada en la reunión del Mercosur. El canciller venezolano advirtió que su gobierno no dará por superado el incidente hasta que Bolivia se declare satisfecha.

Uruguay llamó ayer en consulta a sus embajadores en España, Francia, Italia y Portugal, tal como se resolvió en la Cumbre del Mercosur. El canciller uruguayo confirmó que su país ya citó a los representantes diplomáticos en coordinación con los demás países del Mercosur. En una declaración firmada el viernes pasado por las presidentas de Argentina y Brasil y los mandatarios de Bolivia, Uruguay y Venezuela, se dispuso convocar en consulta a los embajadores acreditados en los países europeos involucrados para que informen sobre los hechos ocurridos.

Patriota, dijo que para Brasil el pedido de asilo por parte de Snowden es un asunto superado, aunque se solidariza con Ecuador, Bolivia y Venezuela, y reiteró el respaldo a la postura del Mercosur de condenar lo ocurrido con Morales en Europa.