El candidato opositor dijo, en una carta enviada a Araya, que un acuerdo interpartidario para reducir el porcentaje de 0,19% del PIB, que establece el Código Electoral, a un 0,11%, le permitiría al país ahorrarse 20.000 millones de colones para cubrir otras necesidades urgentes en materia social o de infraestructura.

Solís afirmó que el compromiso verbal de usar menos dinero es algo “muy frágil”, que no vincula a los partidos, por lo cual la voluntad expresada por la mayoría de los candidatos debe traducirse en “un consenso inmediato en nuestra Asamblea Legislativa que desemboque en la aprobación de esta reducción antes del 2 de octubre próximo, fecha en que el Ministerio de Hacienda debe emitir los bonos por el monto que el Estado reconocerá a los partidos políticos”-

En consonancia con la posición de Solís, la fracción legislativa del PAC  presentó una moción para entrar a conocer de inmediato en el plenario el proyecto de ley que busca tal reducción, el cual ya obtuvo un dictamen positivo unánime en la comisión de Asuntos Electorales.

“Desearía encontrar en esta acción una primera señal de la seriedad de propósitos de la fracción liberacionista en relación a la decisión de su Asamblea Nacional. Desde luego, esperaré también los votos de la bancada liberacionista para aprobar en definitiva este Proyecto a más tardar este jueves 19 de setiembre”, agrega la nota del candidato del PAC.

Luis Guillermo Solís invitó a Johnny Araya a poner sus liderazgos a actuar conjuntamente y demostrar desde ya “nuestra disposición para poner el bien común del país por encima de cualquier interés particular y partidario”.